Noticias

Noticias

Entregan iglesias cristianas firmas a diputados en contra de la iniciativa para matrimonios igualitarios

 

México.- Representantes de más de dos mil iglesias integrantes de la Unión Nacional Cristiana por la Familia, acudieron a la Cámara de Diputados para entregar 50 mil firmas de ciudadanos en contra de la iniciativa de Enrique Peña Nieto que impulsa los matrimonios igualitarios.


Frente al recinto legislativo de San Lázaro, expresaron su desacuerdo con la iniciativa que pretende legalizar el matrimonio y la adopción homosexual.


Solicitaron se abra un diálogo nacional y que se respete la creencia, el sentir y la identidad de la mayoría de los mexicanos que conciben el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.


En pleno cumplimiento de las leyes mexicanas y en ejercicio de sus derechos constitucionales, las iglesias cristianas en México pidieron no ser discriminados por sus creencias religiosas y en ese sentido pidieron respeto para con una de las instituciones pilares de su pensamiento, como lo es el matrimonio formado entre un hombre y una mujer, que social y antropológicamente constituye la base de la sociedad y del desarrollo idóneo de los hijos.


Los más de 200 jerarcas de las distintas iglesias Cristianas con registro legal en México, encabezados por Samuel Sánchez Armenta, Obispo Presidente de la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús; Elder Benjamín de Hoyos Estrada, Presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos Días, sede México; así como Julio César Meléndez Olguín, Superintendente de la Iglesia de Dios del Evangelio Completo, dieron lectura al pronunciamiento en presencia de diputados de diversos partidos.


Samuel Sánchez Armenta subrayó que todas sus acciones están dentro del marco de la ley y que de ninguna manera pretenden el desacato o la alteración de las disposiciones legales que las rigen.


En ese sentido subrayó su petición a ser escuchados respecto a la iniciativa del Ejecutivo sobre matrimonio igualitario, pero dejó en claro que no permitirán sean discriminados por sus creencias.


En el pronunciamiento público dirigido a los diputados Jesús Zambrano, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y al legislador Cesar Camacho Quiroz, Presidente de la Junta de Coordinación Política, así como a legisladores y legisladores de la LXlll Legislatura del Congreso de la Unión, advirtieron que la discriminación no se combate discriminando a otros.


Ante la Cámara de Diputados, los representantes de las Iglesias Cristianas manifestaron que el matrimonio debe continuar entre un hombre y una mujer, y que los niños tienen el derecho de tener un padre y una madre para cumplir con su destino.


México, dijeron, es un país eminentemente cristiano y por ello representa un grave atentado contra la libertad religiosa el intentar imponer una visión que los mexicanos no aceptamos modificando la institución del matrimonio.


Por todo lo anterior, solicitaron al Presidente de la Cámara de Diputados una reunión para iniciar el diálogo abierto y plural respecto a la iniciativa enviada el pasado 17 de mayo por el Presidente Enrique Peña Nieto.


“Queremos ser escuchados y queremos escuchar a todos quienes consideran que aportan al debate plural. El tema es de vital trascendencia para la sociedad y ello requiere consulta a todos los sectores de la sociedad, antes de que sea tomada alguna decisión”, dijeron.


Finalmente, a nombre de la Unión Nacional Cristiana por la Familia, el Obispo Samuel Sánchez Armenta subrayó que la única figura que protege que los futuros mexicanos crezcan en un ambiente idóneo para su sano crecimiento es el matrimonio; reconocemos este matrimonio como la unión legítima y legal entre un hombre y una mujer.

 

Comparte con tus amigos

Comprate en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Whatsapp