Noticias

Noticias

Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, J. Reuben Clark y Líderes del Gobierno del Estado de Chiapas celebran Foro sobre Libertad Religiosa

 

Este miércoles 16 de noviembre, en el marco del Día Internacional de la Tolerancia, se llevó a cabo un Foro sobre Libertad Religiosa en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Este evento fue coordinado por la Sociedad Legal J. Reuben Clark en coordinación con el Gobierno del Estado de Chiapas, a través de la Subsecretaría de Asuntos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno, el Consejo Interreligioso de Chiapas y Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa.

El Lic. Juan Carlos García Pérez, Vicepresidente de J. Reuben Clark Capítulo Tuxtla dio la bienvenida y cedió tiempo al Secretario General de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, quien inauguró el foro y comentó “la diversidad exige forjar una cultura de convivencia basada en los valores de la tolerancia y el respeto a las diferencias”, también mencionó la importancia de escuchar la opinión de las iglesias en torno de temas importantes de la agenda social.

En su turno, el Élder Paul B. Pieper, Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días Área México, dijo “Al caminar por el sendero de la libertad espiritual debemos entender que el uso fiel de nuestro albedrio depende de que tengamos o no libertad religiosa”; y compartió lo que son las cuatro piedras angulares de la libertad religiosa:

La primera es la libertad de culto, “nadie debe soportar críticas, persecución ni ataques de personas o gobiernos debido a lo que cree en cuanto a Dios”; y citó “ningún gobierno puede existir en paz, a menos que se formulen y se conserven invioladas las leyes que garanticen a cada individuo el libre ejercicio de la conciencia…el magistrado civil debe restringir el crimen, pero nunca dominar la conciencia y suprimir la libertad del alma (DyC 134)”. La segunda, es la libertad de compartir nuestra fe y nuestras creencias, “los padres y miembros de iglesias y misioneros dependemos de la libertad religiosa para enseñar la doctrina del Señor en nuestras familias y en otras partes del mundo”; la tercera, la libertad de formar una organización religiosa “una iglesia, una comunidad para poder adorar pacíficamente junto con otras personas” y citó el Artículo de Fe 11 “Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren cómo, dónde o lo que deseen” y la cuarta, la libertad de vivir nuestras creencias. La libertad de ejercer nuestra fe no sólo en el hogar, sino también en lugares públicos.

También compartió que algunas amenazas de nuestra sociedad actual son las propuestas legislativas de restringir la predicación. “Algunos se ofenden cuando los creyentes llevamos nuestra religión a lugares públicos u opinamos sobre propuestas políticas, pero esas mismas personas insisten en que la sociedad tolere sus puntos de vista y sus acciones, pero a menudo son lentos en ofrecer tolerancia a los creyentes que también desean que sus puntos de vista y acciones sean toleradas…la falta general de respeto hacia los puntos de vista religiosos está degenerando en la intolerancia social y política hacia la gente y las instituciones religiosas”.

Luego, el Dr. Rutilio Cruz Escandón Cadenas Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chiapas destacó la necesidad de que el Estado asuma una posición de neutralidad vigente frente a las diferentes creencias, formas de vida y religiones, que ninguna religión tenga más privilegios que otras, “lo trascendental de este foro es interactuar, dialogar, ponernos de acuerdo, de que en estas grandes diferencias tengamos el conocimiento de la riqueza de nuestra cultura, de nuestras creencias y libertades. Manejarnos siempre con respeto porque esto hará más fácil las relaciones humanas en la búsqueda del bien común”.

El Lic. Julio César González Castillo, Presidente de la Mesa Directiva de Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa dijo que “el gobierno y la iglesia, dentro del marco del respeto a las leyes, deben jugar un papel fundamental en la construcción del tejido social” además enfatizó en que “vivimos un momento histórico de definiciones, donde nuestra responsabilidad ética y moral es guardar con firmeza clara nuestra posición de libertad de creer y la defensa de lo que más amamos y el verdadero propósito de la vida misma, nuestras familias…necesitamos políticas públicas que fortalezcan los valores y las verdades fundamentales de las familias, necesitamos servidores públicos y sociedades más conscientes del respeto hacia la institución familiar, que no obedezcan a otro tipo de intereses. Necesitamos representantes populares dispuestos a escuchar y a encauzar el bienestar común”.

Monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, Obispo de la Diócesis de San Cristobal, quien habló a nombre del Consejo Interreligioso de Chiapas expuso algunos hechos que niegan y elativizan la libertad religiosa, luego hablo de los criterios sobre lo que se considera un derecho y concluyó con algunas propuestas.Para Sala de Prensa Mormona

Finalmente el Diputado Oscar Eduardo Ramírez Aguilar, Presidente del H. Congreso de Chiapas reconoció la importancia de este foro e invitó a seguir avanzando en el camino de la paz en el camino de la tolerancia no como objetivo, sino como una forma de vivir.



Según la Organización para las Naciones Unidas (ONU) la tolerancia consiste en la armonía en la diferencia. Constituye un deber moral y una exigencia política y jurídica, y se fomenta a través del conocimiento, apertura, comunicación y libertad de pensamiento, conciencia y religión.

El 12 de diciembre de 1996, la Asamblea General de la ONU invitó a sus integrantes a conmemorar el Día Internacional para la Tolerancia el 16 de noviembre de cada año, con actividades dirigidas tanto a los centros de enseñanza como al público en general.

Previo a la resolución respectiva, el 16 de noviembre de 1995, los Estados miembros de la UNESCO aprobaron la Declaración de Principios sobre la Tolerancia y el Plan de Acción de Seguimiento.

En el documento final de la Cumbre Mundial 2005, se reafirmó el compromiso de fomentar el bienestar, libertad y progreso humano en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.

 

Comparte con tus amigos

Comprate en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Whatsapp