¡Intolerancia religiosa! Sala IV regaña a Liceo de Flores

La Sala Constitucional llamó la atención a las autoridades del Liceo Regional de Flores por revocar un permiso otorgado para reuniones en las instalaciones del colegio debido a intolerancia religiosa.

Esto tras la presentación de un recurso de amparo contra el Ministerio de Educación Pública (MEP), al cual dieron respuesta bajo la sentencia 014303-17.

Según explican, un grupo de padres y estudiantes solicitaron la autorización de la Junta Administrativa del centro educativo, con la intención de que los autorizara a efectuar estudios bíblicos y otras actividades propias de su religión.

Esto dentro de las instalaciones del Liceo y fuera del horario normal de clases. El permiso les fue aprobado.

Sin embargo, les retiraron la autorización por la disconformidad que manifestó la comunidad católica del centro educativo.

“Si bien este Tribunal Constitucional tiene claro, que el préstamo o alquiler de las instalaciones del Liceo es potestad exclusiva de la Junta Directiva recurrida y pronunciarse sobre esto, es un extremo que excede a las competencias de este Tribunal Constitucional, lo cierto es que, en este caso, con la actuación dicha, existió una lesión a los derechos fundamentales del recurrente, la cual va más allá del préstamo de las instalaciones del Liceo”, indicaron los magistrados.

Los letrados explicaron que la denegatoria se dio por razones de intolerancia del resto de la comunidad hacia el culto que practican quien presentó el recurso y los demás afectados.

Para los miembros del Tribunal Constitucional, estas personas fueron discriminadas por motivos de religión por las creencias que profesan y por el culto que practican.

Basándose en el artículo tercero de la Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación fundadas en la Religión o las Convicciones, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, señalaron que el retiro del permiso constituye una ofensa a la dignidad humana.

“Al verse el recurrente y los otros asistentes a las actividades religiosas afectados por la decisión arbitraria de las autoridades recurridas de suspender el permiso que les habían brindado, sin tan siquiera darles una justificación clara de sus actos, más que el malestar de la comunidad católica y la recolecta de firmas para sustituir al Director, razones que estima este Tribunal Constitucional solo vienen a respaldar la violación alegada por el recurrente en su recurso y una limitación a sus derechos fundamentales”, acotan.

Por este motivo analizaron el recurso de amparo presentado, pues lesionaba la libertad de culto del recurrente.

Ante esto, declararon con lugar el recurso y ordenaron al director y al presidente de la Junta Administrativa del Liceo Regional de Flores que se abstengan de incurrir en hechos simulares, así como permitir que se continúen realizando las actividades reclamadas, si no existe otra causa para el impedimento.

Este Liceo estuvo recientemente en la opinión pública por irrespetar el reglamento del MEP, el cual ordena que, en los desfiles del 15 de setiembre, las bandas escolares y colegiales solo pueden interpretar música nacional o tradicional hispana.

La Banda del Liceo decidió interpretar el “pegajoso” éxito de los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, “Despacito”.

 

Fuente: La Prensa Libre