La cooperación entre las distintas confesiones y el Estado está en un momento “dulce” de su historia, aunque quedan avances por llegar

Las comunidades evangélica, judía y musulmana de España celebraban en 2017 los 25 años desde la firma de los acuerdos de cooperación con el Estado. En estos 25 años, se han producido grandes avances en materia de convivencia, igualdad y reconocimiento, aunque desde las distintas comunidades recuerdan que sigue habiendo reclamaciones por satisfacer. Este 2018, además, será el primer año que estas comunidades sean fiscalizadas.

Musulmanes, judíos y evangélicos de España han cerrado un año 2017 “especial” por la celebración de los 25 años de la firma de los Acuerdos de Cooperación con el Estado español, marcado por algunas reivindicaciones cumplidas y “avances” en libertad religiosa aunque también por “estancamientos”. En 2018, por primera vez, estas confesiones serán fiscalizadas por el Estado.

Dentro de los cambios que están todavía por llegar, el presidente de la Comisión Islámica de España (CIE), Riay Tatary, ha recordado que la enseñanza religiosa islámica, “pese a la demanda”, sigue sin estar cubierta, dado que solo hay contratados 61 profesores de religión islámica en Educación Primaria en ocho autonomías, siendo cinco de ellas competencia del Estado, mientras que ninguna de las once autonomías restantes ha contratado profesores, “quedando todavía sin desarrollar el área de enseñanza religiosa islámica en la mayoría del Estado”.

Igualmente, ha señalado que “continúa sin desarrollarse” la asistencia religiosa en establecimientos militares ni centros de menores infractores o centros penitenciarios.

Por otro lado, ha destacado las “relaciones fluidas entre la CIE y los poderes públicos y otras confesiones” manteniéndose “una convivencia ciudadana normalizada, en el conjunto de la sociedad, entre ciudadanos de diversas convicciones, la cual no se ve alterada por acciones de minoritarios grupos del extremismo identitario o del terrorismo internacional”.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), Elías Cohen, ha calificado de “positivo” el año que ha terminado, exceptuando el hecho “preocupante” del aumento de la amenaza al conjunto de la comunidad judía por los ataques terroristas.

 

Fuente: Diario Judio