Argentina busca regular la objeción de conciencia

El gobierno impulsa una ley sobre libertad religiosa justo cuando los diputados debaten despenalizar el aborto.

Como un “guiño a la Iglesia Católica”, califica la prensa de Argentina, la idea del gobierno de Mauricio Macri de impulsar una ley sobre libertad religiosa y culto, que entre otras cosas, busca regular la objeción de conciencia, mientras la Cámara de Diputados debate sobre la despenalización del aborto.

El proyecto que se presentó en junio de 2017 y cuyo trámite fue postergado para este año, equipara a todos los cultos y religiones para que tengan los mismos reconocimientos.
Sobre la objeción de conciencia, la regulación despierta polémicas, ya que un médico podría ampararse de la normativa para no practicar un aborto.

Según el texto, “toda persona tiene derecho a invocar un deber religioso relevante o una convicción religiosa o moral sustancial como razón para negarse a cumplir una obligación jurídica”.

Con lo anterior, la normativa también sería aplicable a casos de actividades en festivos religiosos, prestación del servicio militar y la realización de homenajes, entre muchos otros casos.

 

La tramitación

Actualmente la iniciativa se encuentra en debate en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, a cargo de la diputada oficialista, Cornelia Schmidt-Liermann, quien en conversación con La Tercera asegura que el aborto y la objeción de conciencia “no los vamos a tratar en paralelo, sino que vamos a intentar armonizar los derechos”.

Como Estado tenemos que garantizar que cuando se aplique una objeción de conciencia, inmediatamente tiene que haber otro funcionario que haga cumplir el derecho”, agrega.

Algunos parlamentarios a favor de la interrupción del embarazo, también proponen que un médico pueda ejercer la objeción de conciencia, siempre y cuando no genere una mayor demora en la práctica del aborto.

Para Nicolás Lafferriere, director del Centro de Bioética, Persona y Familia, “el hecho de que una ley reconozca la objeción de conciencia es una manera de garantizar la libertad de todos”. El experto, que participó esta semana en el debate sobre el aborto en el Congreso, explicó a La Tercera que “hay campos donde la objeción de conciencia se alega con mayor habitualidad”.

 

Fuente: La Tercera