Un hinduista, un judío, un budista, un cristiano, un musulmán y un bahá’í explicaron el porqué de su fe este sábado 14 de abril en un encuentro interreligioso que tuvo lugar en la sede de la Comunidad Bahá’í de España, en Madrid.

Los participantes, representantes de seis confesiones distintas trataron de responder a la pregunta ‘¿Por qué soy lo que soy?’ y profundizaron en su experiencia religiosa.

En la mesa redonda intervinieron María Jesús Rodríguez de la Fuente, seguidora de la fe Bahá’í; el escritor y sacerdote hindú Juan Carlos Rachamdani; el rabino de la comunidad Masortí Bet El de Madrid Mario Stofenmacher; Inés Vázquez González, del movimiento budista Soka Gakkai, tradición del Sutra del Loto (budismo Nicherem); la profesora musulmana Elisa Torremocha; y el religioso trinitario y vicario parroquial en San Juan Bautista de la Concepción de Aluche, Juan Pablo García Maestro.

Tras el diálogo, hubo talleres participativos para dar pie a la reflexión y expresión en grupos reducidos, una comida compartida, y finalmente, una mesa de acción social donde se concretó el futuro del grupo.

Según informa la fe Baha’í, los orígenes de este encuentro se remontan al año 2015 cuando la Asociación para el Diálogo Interreligioso Monástico y la Confederación de Religiosos Católicos convocaron a diferentes confesiones a una peregrinación interreligiosa y surgió la idea de constituir un grupo motor nacional compuesto por diferentes tradiciones que pudiera pensar en cómo contribuir a la mejora de la sociedad.

En el año 2016, este grupo compuesto por integrantes de la iglesia católica, del islam, de la comunidad bahá’í, del budismo, del judaísmo y de un grupo de asociaciones de base cristiana, organizó un evento al que asistieron otras tradiciones espirituales. En 2017 volvieron a reunirse para celebrar una jornada en torno a la pregunta ‘¿Necesita el mundo contemporáneo del diálogo interreligioso?’.

La fe bahá’í fue fundada por Bahá’u’lláh, nacido en Teherán (Irán) en 1817. Actualmente, en España hay aproximadamente 5.000 bahá’ís que aplican sus enseñanzas. Según explican en la web, sus seguidores “fijan la mirada en la posibilidad de que la humanidad avance hacia un nuevo orden mundial y logre hacer realidad una civilización mundial caracterizada por la justicia social, la paz y la prosperidad, donde las relaciones esenciales entre individuos, comunidades e instituciones estén basadas en la cooperación y la reciprocidad”.

 

Fuente: La Vanguardia