El Pontífice recibió a una delegación de monjes budistas provenientes de Tailandia y de religiones dhármicas (hindúes, budistas, jainistas y sijs)

El Papa Francisco manifestó su deseo de que católicos y budistas se conozcan mejor y se estimen, durante una audiencia privada a  54 monjes budistas provenientes de Tailandia el miércoles 16 de mayo de 2018 en la ‘auletta’ del Aula Pablo VI del Vaticano.

“Es mi vivo deseo que los budistas y católicos intensifiquen su relación, avancen en el conocimiento recíproco y en la estima de sus respectivas tradiciones espirituales, y sean testigos en el mundo de los valores de la justicia, la paz y la protección de la dignidad humana”, añadió y renovando su gratitud por el encuentro, invocó sobre ellos “todas las bendiciones divinas de alegría y serenidad”, expresó el Papa Francisco. 

Asimismo, les agradeció “por el precioso don de su Libro Sagrado traducido en lengua contemporánea por los monjes del Templo Wat Pho”, un “signo tangible de vuestra generosidad y de la amistad que nos une desde hace muchos años, un camino hecho de pequeños pasos”.

El papa Francisco rememoró con afecto el encuentro en el Vaticano entre el “Beato Papa Pablo VI y el venerable Somdej Phra Wanaratana, cuya efigie está expuesta en el ingreso del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, “que en estos días han tenido ocasión de visitar”.

Religiones dhármicas 

Por otro lado, el Papa recibió en casa de Santa Marta a una delegación de las religiones dhármicas (hindúes, budistas, jainistas y sijs).

“Me alegra encontraros con motivo de la Conferencia sobre “Dharma y Logos. Diálogo y colaboración en una época compleja “, que tuvo lugar ayer en Roma. 

“Me congratulo con vosotros que habéis dado vida a esta iniciativa en la que participan  cristianos, hindúes, budistas, jainistas y sijs”, agregó. 

Francisco indicó que “es motivo de acción de gracias a Dios cuando los líderes religiosos se comprometen a cultivar la cultura del encuentro, dan ejemplo de diálogo y colaboran activamente en el servicio de la vida, de la dignidad humana y de la protección de la creación”.

Subrayó la necesidad del “diálogo” y “la colaboración” en un tiempo “como el nuestro que, debido a una complejidad de factores sin precedentes, ha asistido al crecimiento de tensiones y conflictos, con una violencia generalizada tanto a pequeña como a gran escala”. 

Declaración conjunta

También el Vaticano ha sido escenario de una declaración conjunta firmada por líderes, académicos y seguidores practicantes del cristianismo y de las religiones del Dharma (budismo, hinduismo, jainismo y  sijismo) de Italia y en el extranjero. 

Estos representantes se reunieron el 15 de mayo de 2018 en una conferencia titulada ‘Dharma y Logos.  El tema: “Diálogo y colaboración en una época compleja. Budistas, cristianos, hindúes, jainistas y sijs”. Se trata de la primera conferencia de este tipo celebrada en Italia con la participación de los miembros del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso. 

Además el evento contó con la colaboración de la Unión Hindú Italiana, de la Unión Budista Italiana, de  la Sikhi Sewa Society y del  Instituto de Estudios Jainista de Londres y de la Oficina Nacional para el Ecumenismo y la Conferencia Episcopal italiana.

Alentados por los resultados positivos de la Conferencia los participantes firmaron el siguiente de común acuerdo: 

1. Reconocemos que el hecho mismo de encontrarnos en un espíritu de amistad y respeto es un signo de nuestro deseo común de mostrar que el diálogo y la colaboración son posibles en esta época compleja.

2. Somos conscientes de que la búsqueda del bienestar pacífico de todos es un testimonio de nuestras respectivas creencias religiosas y, al mismo tiempo, de nuestra convicción compartida.

3. Concordamos  en que cuestiones  complejas y graves  desafíos afligen a nuestro mundo actual.

4. Creemos que los tesoros espirituales de nuestras tradiciones religiosas y la solidaridad humana común deben ayudarnos a superar las pruebas de nuestro tiempo.

5. Afirmamos que esta conferencia interreligiosa ha contribuido significativamente a profundizar el respeto la comprensión y la cooperación recíprocos.

6. Hacemos hincapié en la importancia y la necesidad de aumentar nuestro esfuerzo de diálogo común y la cooperación mutua, en el espíritu de amor y de verdad, permaneciendo profundamente arraigados en nuestras respectivas tradiciones religiosas para poder abordar con eficacia los retos de nuestros tiempos y construir una cultura del encuentro y el diálogo.

7. Llamamos a los líderes religiosos, a los académicos y a los seguidores de nuestras religiones a construir puentes, a colaborar con todas las personas de buena voluntad para constribuirr a construir la paz en el mundo de hoy y de mañana.

 

Fuente: Aleteia