Un jugador de Bélgica y uno de Panamá comenzaron a rezar al terminar el partido que disputaban en el Mundial de Rusia 2018, momento que quedó congelado en una imagen que se ha hecho viral. Fidel Escobar es evangélico y, por su parte, Romelu Lukaku es católico.

El pasado lunes tuvimos una prueba más de que la fe de algunos futbolistas sale a flote aunque a veces se encuentren con barreras que les impiden mostrarla en público. Tras el partido entre Bélgica y Panamá del Mundial de Rusia 2018, dos jugadores se arrodillaron y comenzaron a rezar, Romelu Lukaku, de Bélgica y Fidel Escobar, de Panamá.

https://www.instagram.com/p/BYmJLhtgN_2/?utm_source=ig_embed

El Director de Comunicaciones de la JMJ Panamá 2019, Eduardo Soto, indicó que Fidel Escobar es evangélico. Por su parte, Romelu Lukaku es católico. Varios medios de comunicación y los usuarios de las redes sociales han calificado a esta escena como “la imagen del día”.

Esta no es la primera vez que Lukaku se arrodilla para dar gracias a Dios después de un partido. En su cuenta de Instagram ha publicado varias imágenes donde se le ve realizando este gesto.

Por su parte, la selección mexicana celebró una pequeña misa antes de enfrentarse en el campo de juego a Alemania en el Mundial de Rusia 2018.

La selección mexicana en la misa que celebró antes de jugar contra Alemania en el Mundial de Rusia 2018.

Los defensores de la fe en el campo de juego

Mateo Kovacic, Keylor Navas, Gianlugi Buffon son algunos de los ejemplos de futbolistas que no ha tenido reparo en mostrar su fe en público a sabiendas de que es un mundo en el que la religión no siempre está bien vista.

Antes de cada partido, Keylor Navas se arrodilla en la línea de cal de su portería, eleva sus brazos y mira al cielo. No recuerda a un familiar fallecido, sólo le habla a Dios. Reza dos veces al día, pero en sus plegarias nunca pide resultados futbolísticos, sino que ruega por su familia. Y, es que el portero del Real Madrid, Keylor Navas (30 años), cree que los resultados llegan trabajando. Tal es su fe que hicieron recientemente se ha estrenado una película sobre ello.

La fe del guardameta Navas no ha pasado inadvertida en algunos estadios donde le han insultado por ser cristiano, aunque a él le afecta poco. “Lo seguiré haciendo, aunque haya gente que me diga que soy un gilipollas porque Dios no existe. Si me importara lo que la gente piensa de mí, dejaría de rezar”, afirmó el jugador costarricense.

Si algo puede mover montañas para el centrocampista del Real Madrid, Mateo Kovacic, es la fe. Y, es que detrás del gran talento como mediapunta y de un olfato de gol inquebrantable, el merengue tiene presente la religión en todos los aspectos de su vida.

En una entrevista publicada en El Mundo, el madridista contaba: “Los domingos que no tengo partido voy a misa, aquí en Madrid, a una iglesia cerca de mi casa. Y antes de jugar siempre rezo. Es algo muy importante para mí”.

No es ningún secreto que Gianlugi Buffon siempre ha llevado su fe por bandera. Es conocida su promesa durante la Eurocopa de 2012: el portero italiano prometió al entrenador de la selección nacional Cesare Prandelli peregrinar junto a él hasta el monasterio de Bielany (Polonia), si Italia ganaba a España en la final.

En el año 2017, un clérigo musulmán pide a la FIFA prohibir a los futbolistas hacer la señal de la cruz

Aunque el resultado fue adverso (España ganó 4-0), la abultada derrota no impidió que Buffon cumpliera su deseo. Eso sí, en lugar de ir al de Bielany, el portero decidió peregrinar hasta el santuario mariano de Medjugorje, en Bosnia.

Intentos de censurar la religión en el fútbol

A lo largo del tiempo hemos sido testigos de cómo se ha intentado presionar a los jugadores para que no expresasen en público su fe, escudándose en que podía ‘herir’ los sentimientos de otras personas.

En el año 2007 la FIFA prohibió los símbolos religiosos en el terreno de juego, “por respeto a otras religiones”. Así, establecía que los jugadores que llevasen algún eslogan religioso en su vestimenta sería multado por la FIFA, y además arrastraría a todo el equipo, que sería sancionado como castigo.

En el año 2016, durante la gala de entrega del Balón de Oro, el canal de televisión de la FIFA emitió un reportaje en el que Neymar, delantero del FC Barcelona y jugador de la selección de Brasil, aparecía luciendo una cinta elástica en el pelo con el lema ‘100% Jesús’, que fue eliminado con técnicas de postproducción digital por los editores del canal.

En el año 2017, un clérigo musulmán pide a la FIFA prohibir a los futbolistas hacer la señal de la cruz. Mohammed Alarefe, hizo esa petición porque es un gesto que ofende a su religión.

Por su parte, el club Real Madrid, modificó en enero del año pasado su escudo quitando la cruz que había en él. Esto se dio porque Marka, un grupo de distribución minorista de los Emiratos Árabes Unidos, obtuvo los derechos exclusivos para “fabricar, distribuir y vender productos del Real Madrid” en los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Qatar, Kuwait, Bahrein y Omán, y la cruz “ofendía” a las regiones del Golfo.

También lo hizo el club leonés la Cultural, cuando eliminó la cruz que había encima de la corona de su escudo, hecho que levantó revuelo entre la afición del equipo. La desaparición del emblema real en las bufandas provocó críticas que dejaron claro que no se podían modificar los símbolos, en este caso de un club de fútbol que alcanza casi los cien años de vida.

En el año 2017, el Sporting dejó de rezar el Padrenuestro antes de cada partido. Su entrenador de aquel momento, Joan Francesc Ferrer, Rubi, debió pensar que este ritual no era bueno para el equipo, o que distraía a los jugadores porque la excusa que ofeció el club es la concentración de los jugadores. Además se vetó la entrada al capellán, Fernando Fueyo, que llevaba a cabo el ritual. Tradición que recuperó, meses después, el nuevo entrenador, Paco Herrera, decidiendo restaurar las tradiciones eliminadas por Rubi.

 

Fuente: Actuall