La primera reunión ministerial estadounidense para promover la Libertad Religiosa se lanzó oficialmente en el Departamento de Estado en Washington el 24 de julio, con la asistencia de más de 40 ministros de Relaciones Exteriores y representantes de 80 países.

En sus palabras de apertura, el embajador en jefe de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, Sam Brownback, dijo: “Debemos comprometernos a usar todo el poder, la maquinaria y la autoridad moral que tenemos para detener a las naciones y a los actores que aplastan a las almas libres”.

Al escribir sobre el objetivo de la reunión ministerial en un artículo de opinión publicado por USA Today, el Secretario de Estado Michael Pompeo dijo que, “la libertad religiosa es un derecho otorgado por Dios al que todas las personas están autorizadas”.

Necesitamos que los gobiernos reconozcan la discriminación religiosa y la persecución, se opongan firmemente a ella y consideren la libertad religiosa como una prioridad de la política exterior”, dijo Pompeo.

Zhang Erping, un practicante de la disciplina espiritual Falun Dafa, declaró que se sintió animado al ver que la libertad religiosa era discutida a nivel ministerial por primera vez. Él espera que la condena internacional sirva para poner fin a la persecución de la práctica en China, que ha durado más de 19 años.

Esperamos que el mundo internacional, todos los países democráticos, las ONG que se preocupan por la libertad religiosa, puedan condenar abiertamente la persecución del Partido Comunista Chino sobre Falun Dafa. Los diálogos privados han demostrado ser un fracaso”, dijo Zhang.

Zhang también espera que, basándose en la Ley Magnitsky, el gobierno de Estados Unidos pueda imponer acciones legales contra los violadores de los Derechos Humanos en China, lo que incluye congelar sus activos, negar la entrada al país o demandarlos en caso de que ingresen.

La reunión ministerial para Avanzar en la Libertad Religiosa durará hasta el 26 de julio, con una amplia gama de eventos programados para el mismo período.

Fuente: La Gran Época