El vicepresidente de los EE.UU., Mike Pence, cita ataques contra judíos europeos para poner de relieve el fanatismo.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, citó los ataques contra judíos en Europa para demostrar que el fanatismo religioso no se limita a gobiernos autoritarios.

Al concluir el lanzamiento de un gran esfuerzo de la administración Trump para luchar por la libertad religiosa, Pence hizo las declaraciones el jueves en el último día de la Ministerial para Avanzar en la Libertad Religiosa en Washington, D.C., después de señalar a Irán por su persecución a las minorías religiosas.

Si bien la libertad religiosa siempre está en peligro en los regímenes autoritarios, las amenazas a las minorías religiosas no se limitan a autocracias o dictaduras“, dijo a funcionarios gubernamentales de 80 países. “Pueden, y lo hacen, surgir también en las sociedades libres, no de la persecución del gobierno, sino de los prejuicios y el odio“.

El Vicepresidente observó un aumento de la intolerancia religiosa en Europa.

Apenas 70 años después del Holocausto, los ataques contra judíos, incluso contra ancianos sobrevivientes del Holocausto, están creciendo a un ritmo alarmante“, dijo. Pence citó un récord el año pasado en ataques contra judíos británicos y advertencias de líderes judíos en Francia y Alemania de no usar kipá.

Es notable pensar que dentro de las vidas mismas de algunos judíos franceses -los mismos judíos franceses que fueron forzados por los nazis a vestirse con ropas identificables de judíos-, algunas de esas mismas personas ahora están siendo advertidas por sus líderes democráticos de no llevar ropa que se identifique como judía“, dijo.

Estos actos de violencia, odio y antisemitismo deben terminar“, dijo Pence entre aplausos.

Los funcionarios de la conferencia consideraron estrategias para defender las libertades religiosas. Fue iniciada por Sam Brownback, el enviado para libertades religiosas del Departamento de Estado, y los cabezas de cartel incluyeron al Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo.

El encuentro desplegó nuevas iniciativas de la administración de Trump, incluido el Programa de respuesta a la persecución y recuperación del genocidio.

Pence dijo que el programa, que entregaría ayuda directamente a las comunidades afectadas por el genocidio, al principio se centraría en áreas de Oriente Medio devastadas por extremistas islamistas como el grupo terrorista del Estado Islámico, o ISIS.

Estados Unidos ayudará a las víctimas de ISIS a recuperar sus tierras, reconstruir sus vidas y volver a plantar sus raíces en sus antiguas tierras para que todas las religiones puedan florecer, una vez más, en todo Oriente Medio y el mundo antiguo“, dijo Pence entre aplausos.

Fuente: Enlace Judio