En la misiva se repudia que “por razones ideológicas” se haya abierto un proceso “que trasciende a ese caso concreto” y va contra “el respeto a las libertades democráticas”.

La apertura de investigación por parte de las autoridades educativas de Neuquén (Argentina) hacia el colegio AMEN ha llevado a la Alianza Evangélica Española a solidarizarse con este centro y con el colectivo evangélico argentino.

La AEE ha enviado esta semana una carta a la Embajada de Argentina en España en la que se denuncia la situación de acoso que está sufriendo el colegio y su directiva en los últimos días, a partir de la celebración de una conferencia en el centro, de asistencia voluntaria, sobre la ideología de género, tras la que la administración ha abierto una investigación.

La República Argentina fue en el pasado reciente país de acogida de profesores exiliados de España por sus convicciones ideológicas, algo que siempre recordaremos con agradecimiento”, expone la AEE.

Por ello, “se nos hace difícil de comprender la información que hemos tenido de forma directa del proceso de acoso al Colegio AMEN, de Neuquén, por razones ideológicas, un proceso que trasciende a ese caso concreto, porque supone una política no congruente con el respeto a las libertades democráticas”, expresa la carta firmada por Jaume Llenas, secretario general de la Alianza Evangélica Española.

La Alianza Evangélica Española expresa que “llevamos más de un siglo defendiendo esas libertades, especialmente la de conciencia, y por eso nos dirigimos a V.E. agradeciéndole que traslade nuestra preocupación al gobierno que representa”.

Junto a esta carta, se ha entregado también el comunicado enviado por el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia.

APOYO EVANGÉLICO INTERNACIONAL

El colegio AMEN ha recibido en los últimos días un amplio apoyo de entidades evangélicas de Argentina así como internacionales.

El Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia envió una misiva al presidente Mauricio Macri, en la que se expresaba “asombro” al ver que sea el propio gobierno provincial quien persigue un modelo totalitario de valores en la que se impone “una única forma subjetiva de percibir la vida y las relaciones humanas”.

La carta denuncia que se están infringiendo los derechos de los padres a educar a sus hijos en sus propios valores y convicciones, atentando además contra la libertad de pensamiento y religiosa consagradas en la Constitución argentina; y en multitud de Pactos y Derechos internacionales.

El presidente de la entidad, Aarón Lara, considera que esta actuación es una grave discriminación religiosa contra el numeroso pueblo evangélico argentino. “Es inaudito -asegura-que hoy una institución como AMEN se tenga que defenderse de los mismos gobernantes que debieran garantizar el libre ejercicio de sus derechos”.

Asimismo, la Alianza de Iglesias Cristianas Evangélicas (ACIERA) ha realizado una declaración pública solidarizándose con el Colegio AMEN. “Es grave cuando se exige la enseñanza de una ideología diferente en una escuela confesional en donde debe respetarse su ideario”, dice ACIERA, que denuncia una “clara persecución por parte de los organismos de gobierno hacia la institución educativa AMEN, por los idearios que la misma profesa, como así también a otras instituciones educativas de enseñanza privada que pueden encontrarse ante una realidad similar”.

Fuente: Protestante Digital