Clima de preocupación alabanza entre los creyentes enganchados después de que el gobierno haya implementado una nueva constitución revisada que beneficia a los Musulmanes y representa graves amenazas para la libertad religiosa de la población.

Uno de los aspectos que suscita inquietud en las nuevas normativas es un juramento religioso que tienen que tomar los funcionarios públicos. “El juramento religioso es exclusivo y reductivo en su visión del estado y parece ser otra forma de restringir a los cristianos en las responsabilidades públicas“, expuso una fuente local anónima a Catholic News Service.

¿Qué va a ser de los muchos habitantes de Chad que no son musulmanes ni cristianos y cuál va a ser el propósito de nuestras instituciones de justicia y de reglamentación?“, cuestionó.

La normativa ya había sido criticada en el mes de mayo por parte de la Conferencia de Obispos Católicos de Chad, cuyos prelados solicitaron un referendo sobre la reforma constitucional y advirtieron que su adopción podría generar un clima de división social y “pervertir de manera grave las reglas democráticas”.

“Nuestro país está atravesando una crisis social: en este contexto difícil, se ha puesto en marcha un proyecto de reforma de las instituciones que no cuenta con el apoyo del cuerpo de ciudadanos”, dijeron en su momento los Obispos. “Como Iglesia, hemos reflexionado sobre nuestro compromiso en el servicio de la caridad y el desarrollo (…) pero debemos enfatizar que la pobreza está creciendo a medida que las graves violaciones de los derechos humanos fundamentales se convierten en la norma”.

La fuente anónima denunció que los medios de comunicación estatales llevan a cabo una campaña de ataque en contra de los católicos a causa de esas declaraciones. “La Conferencia de Obispos ha abierto una caja de Pandora en un clima de crisis económica y social, donde nadie tiene el coraje de decir nada, y los hombres de poder se ven obligados a atacar cuando se levanta cualquier voz contraria a lo que piensan“, alertó. “Muchos cristianos de alto rango están alarmados por lo que está sucediendo“.

Fuente: Gaudium Press