Los días 4 y 5 de septiembre en la sede de la Cancillería (Esmeralda 1212, barrio porteño de Retiro) se llevó a cabo en la Argentina el III Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso “Una Senda Hacia la Paz“, con la presencia de referentes de los credos y la participación de personalidades del ámbito académico, diplomático, político, social, sindical.

Invitaron a participar el ministro de Cultura de la Nación, licenciado Pablo Avelluto; el presidente del Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso, Gustavo Guillermé; y los referentes de las instituciones cofundadoras: monseñor Oscar Vicente Ojea (obispo de San Isidro y presidentee de la Conferencia Episcopal Argentina), el rabino Ariel Stofenmacher (Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Mayer) y el doctor Sumer Noufouri (Instituto Islam para la Paz).

Se abordaron distintas temáticas de interés en variados paneles multiculturales que contaron con la presencia de tres ex presidentes de América del Sur: Eduardo Duhalde (Argentina), Luis Lacalle (Uruguay) y Federico Franco (Paraguay). También estuvieron presentes los ministros Sergio Bergman (Ambiente), Guillermo Dietrich (Transporte) y Pablo Avelluto (Cultura).

El Congreso Mundial de Diálogo Intercultural e Interreligioso – “Una Senda Hacia La Paz” se constituye como un encuentro social, político, académico y diplomático en pos de configurar una agenda de diálogo con eje en la Argentina que abarque los principales temas socialmente problematizados.

Guillermé anunció que “se le acercarán al presidente Mauricio Macri una serie de propuestas para que sean estudiadas por los miembros de la próxima Cumbre del G20 en Buenos Aires”.

Estos aportes serán fruto del trabajo del Congreso que hoy nos une y por tal motivo contarán con el aval de los presidentes honorarios de este Congreso, así como con la firma de quien quiera acompañar la iniciativa”, agregó.

Algunos de los temas que se trataron fueron: refugiados y migrantes; la Religión en la Política; Religión, ciencia y bioética; la democracia en América Latina, entre crisis religiosa y avance de la corrupción; trata de personas y Laudato si’, entre otros.

Fuente: AICA