(España) El PP propone una ley de apoyo a la familia que impulse su papel vertebrador de la sociedad

La portavoz adjunta del GPP, Isabel Borrego, ha propuesto este martes en el Congreso una ley de apoyo a la familia que impulse y consolide su papel de vertebrador y de motor de la sociedad. En su intervención en el Pleno del Congreso, la diputada ‘popular’ ha desgranado los siete grandes ejes sobre los que se cimenta la propuesta de su formación.

“El apoyo específico a las familias con hijos con discapacidad o con enfermedades raras, de modo que las familias con un hijo con discapacidad adquieran la condición de familia numerosa general; el reconocimiento en mayor grado a las familias numerosas, incidiendo más en la reforma del PP de 2015 y otorgando la condición de familia numerosa de categoría especial a partir del cuarto hijo; o la protección a las familias monoparentales, un colectivo creciente que se enfrenta en soledad a la crianza de sus hijos y que necesitan del máximo apoyo”.

De igual manera, la ley plantea también “medidas de apoyo a la natalidad desde el impulso de la maternidad, máxime cuando España registró en 2017 la tasa de natalidad más baja de los últimos 40 años de la serie histórica”. De ahí, ha remarcado, la necesidad de aplicar “mejoras de la fiscalidad a la familia”, como las incluidas en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 del anterior Gobierno del PP, así como la revisión del concepto unidad familiar en relación a las ayudas económicas.

“Tenemos que proteger a las mujeres embarazadas, creando una red nacional de protección, para que tengan mayor apoyo económico y psicológico aquellas mujeres que quieren ser madres y se encuentren en situación de dificultad”, ha planteado, a la vez que ha propuesto otras tres medidas más que completan los siete ejes sobre los que se asienta la ley del PP de apoyo a la familia.

“Desplegar medidas para que la conciliación sea un hecho y la crianza compartida una realidad objetiva que favorezca el crecimiento de nuestros hijos y contribuya a construir una paternidad responsable y equilibrada entre ambos progenitores; apoyar a las familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social; y, en séptimo lugar, fomentar decididamente la corresponsabilidad en la vida familiar y garantizar el protagonismo de los padres en la educación de los hijos, incluyendo también la perspectiva familiar en los centros escolares, al igual que el PP”, ha hecho énfasis Borrego, “estableció la obligación de valorar el impacto de la familia y la infancia en los proyectos legislativos”.

La portavoz adjunta del GPP ha recalcado que la iniciativa planteada por su formación “tiene mucho de presente pero, sobre todo, de futuro”. “Un futuro que se presenta, en estos momentos, inquietante, pero que necesitamos transformar para impulsar un nuevo escenario social, presidido, tras largos años de crisis, por la esperanza”, ha puesto de manifiesto, remarcando que esta iniciativa “parte de la convicción de su formación de reconocer a la familia como célula social, que constituye el motor indispensable de una sociedad con vocación de prosperidad”, pues es “un elemento clave para contribuir y mejorar la sociedad”.

“Superada la crisis gracias al impulso decidido del Gobierno del PP”, ha explicado, “urge poner el foco en uno de los colectivos que más han sufrido la crisis: las familias“. Unas familias, ha continuado explicando, que “han sostenido a la sociedad desde el esfuerzo y el sacrificio, enarbolando la bandera de la resistencia ante la adversidad, frente al paro y a la falta de recursos”.

Son, por ello, no sólo un eje del presente, sino un eje vertebrador del futuro, porque no hay futuro posible sin unas familias fuertes y sólidas“, ha recalcado, razón por la cual “el apoyo del Estado resulta imprescindible”. “Un apoyo que, siendo material, trasciende lo meramente material para centrarse en lo más importante: entender y respaldar su rol social”, ha apostillado.

Según ha recordado, “el Gobierno del PP puso en marcha en los últimos años, y con notable éxito, una serie de planes de apoyo a la familia que pretendían amparar y proteger a este colectivo”, como fue el Plan Estratégico Nacional de Apoyo a la Infancia y la Adolescencia 2013-2016, el Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social 2013-2016 o el Plan Integral de Apoyo a la Familia 2015-2017 que, en conjunto, “superaban en sus casi 230 medidas los 16.335 millones de financiación”.

Sin embargo, con la moción de censura están en riesgo estas líneas estratégicas cuya efectividad en el apoyo a las familias estaba fuera de toda duda, “debilitando su eficacia y consolidación“, de ahí que Borrego haya instado al Gobierno “a sumarse a una iniciativa, cuya trascendencia supera ideologías, para centrarse en lo nuclear: el apoyo a las familias“.

“La familia es el único elemento que vertebra la sociedad y debemos impulsarla y consolidarla, porque es el presente que acabará determinando nuestro futuro”, ha concluido, subrayando que “esta iniciativa no va en contra de nadie, sino a favor de todos; que no busca confrontación, sino consenso, un consenso que nos excede y que se extiende desde las comunidades al tercer sector”.

“Las familias nos piden apoyo, y hoy, aquí, tenemos la oportunidad de devolverles todo lo que hacen por la sociedad”, ha finalizado la portavoz adjunta del GPP, “y hacerlo con una ley que reconozca derechos a las familias más allá de los que se reconocen a las personas que la componen”.

Fuente: 20 Minutos