(Argentina) El INADI confirmó un caso de discriminación religiosa en las Termas de Cacheuta
Luego de 10 meses, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) falló a favor de una joven musulmana que había denunciado discriminación religiosa, por no dejarla entrar con el burkini, en las Termas de Cacheuta. El caso sienta jurisprudencia a nivel nacional.

El abogado querellante, Emilio Azura, señaló que en el dictamen se concluye que se ha estigmatizado la figura de la chica no solo por ser mujer, sino también por la religión que profesa.

Explicó que el falló manifiesta que el complejo termal realizó comparaciones negativas entre la mujer de oriente y la de occidente

“En occidente se usa la bikini y mientras más destapada sea, se ve como algo natural. Mientras que se ve a la costumbre oriental de la mujer que se tapa como un signo de dependencia y atraso”, detalló.

Puntualizó que es una brecha creada que no debería existir porque va contra la libertad de expresión religiosa que cada persona profesa.

Por otra parte, el letrado remarcó que desde las Termas no argumentaron razón alguna para negarle el acceso a la pileta.

“El dictamen dice que aunque hubiesen justificado la negativa, por ejemplo por cuestiones de seguridad o salubridad, el INADI consideró que sería difícil de justificar el proceder frente a la libertad de expresión y culto”, señaló.

“Se podría referir que el complejo de piletas no esgrimió un argumento válido para impedir la entrada de mi clienta”, agregó Azura.

Sostuvo que si la defensa quiere impugnarlo les va a ser muy difícil darlo vuelta, ya que el dictamen y el análisis en sí es muy completo, objetivo y detallado sobre las pruebas expuestas por las partes en la primera instancia.

Dijo que el fallo tiene alcance meramente administrativo, pero les da pie a accionar civilmente contra las Termas de Cacheuta por incumplimiento de la ley 23.592 contra la discriminación. Según esta normativa, podría sancionarse de manera moral y material.

“El accionar civilmente es algo que debemos charlar con mi clienta. Pero sí voy a decir que en su momento cuando fuimos a conciliación, les propusimos que se retractasen públicamente, que se disculpasen y que cambiasen las cosas para que cualquier mujer con burkini pudiese acceder a la pileta”, contó.

“Es un hecho que favorece a 1.400 millones de personas y resguarda el derecho de practicar libremente cualquier religión”, concluyó

El dictamen del INADI es privado, por lo que no se lo difundirá completo y se estima que en las próximas horas desde el instituto emitan una gacetilla.

El caso

La chica de 20 años había concurrido con su familia al complejo termal en la zona precordillerana de Mendoza, para pasar Navidad. La dejaron ingresar al concurrido lugar, pero cuando quiso meterse a la pileta le prohibieron hacerlo con el traje de baño que dicta la religión islámica.

El burkini es similar al traje de neopren que utilizan los buzos, y les cubre todo el cuerpo a excepción del rostro, los pies y las manos.

En su momento, la defensa a cargo del letrado Emilio Azura, argumentó que era discriminación religiosa porque no se respetaron los derechos garantizados por la Constitución y los pactos internacionales. Puntualizó que se violó el derecho a la libertad de culto, y que desde el complejo termal adujeron que no estaba con bikini o malla enteriza que es lo que ellos exigen, y no le dieron fundamento alguno al porqué de esa prohibición.

Fuente: Diario Uno