No cabe duda que en Cruz Azul todos andan conectados, ahora sí son un verdadero equipo y no les extrañe que por fin rompan la malaria.