(Estudio) El 61% de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa

De los 196 países estudiados, en 21 hay personas que sufren persecución, en 17 discriminación y en 38 se cometen violaciones importantes

El 61% de la población mundial vive en países donde no se respeta la libertad religiosa, es decir una de cada seis personas sufre presecuciones, discrimación u otras ofensas por motivo de su fe.

Según el mismo informe, en los dos últimos años la libertad religiosa se ha deteriorado en más de la mitad de países que ya padecían graves violaciones anteriormente. El documento, presentado este jueves 22 de noviembre a nivel internacional, revela que las minorías religiosas de 38 países del mundo sufren persecución o discriminación por su fe, con violaciones “importantes” del derecho a la libertad religiosa y que la situación se ha agravado en los últimos dos años.

En este sentido, especifican que los regímenes autoritarios se erigen como la peor amenaza a este derecho, y es que a pesar del retroceso de los grupos terroristas de corte islámico en Oriente Medio, el radicalismo continúa vulnerando la libertad religiosa en muchos países que representan más de 3.000 millones de personas, ya que entre ellos figuran países como China, India, Corea del Norte, Birmania, Vietnam o Kirguistán, entre otros.

Uno de cada cinco cristianos es perseguido

Del mismo modo, del informe se desprenden otros datos que hacen saltar las alarmas. Y es que, uno de cada 5 cristianos viven en territorios en los que hay persecución o discriminación, una cifra que supone la violación del derecho de libertad religiosa de 505 millones de personas.

A pesar de las preocupantes conclusiones que se desprenden de este informe, también hay situaciones de mejora en países como Siria como Irak. Y es que, una vez derrotado militarmente el malllamado Estado Islámico, las minorías religiosas han empezado a volver a sus lugares de origen. Es el caso por ejemlo de Irak, pues en septiembre de 2018, cerca de la mitad de la población cristiana de la Llanura de Nínive (el 45,2%) obligada a huir en 2014, había regresado a sus hogares.

Fuente: El Periodico