(Argentina) Mesa Interreligiosa pide reconsiderar el decreto para retirar símbolos religiosos

La Mesa Interreligiosa de Rosario le pidió al Concejo Municipal de esta ciudad santafesina que “reconsidere y deje sin efecto” el decreto que le encomienda a la provincia de Santa Fe retirar las imágenes religiosas de los espacios de uso público de hospitales y escuelas, aprobado sin mucho debate el 8 de noviembre pasado.

“Advertimos con tristeza que bajo la máscara de una pretendida tolerancia, se esconden actos sumamente intolerantes hacia quienes no hacemos más que ejercer la libertad de manifestar nuestra religión o creencias religiosas, sin por ello pretender imponer a nadie las mismas”, afirma en un comunicado, y agrega: “Pretendemos y exigimos idéntico respeto”.

El escrito fue enviado al presidente del Concejo Municipal rosarino, Alejandro Rosselló, con la firma de representantes del arzobispado de Rosario, el Consejo de Pastores Evangélicos de Rosario, la Iglesia Anglicana, la Iglesia Luterana, la Asociación Unión Islámica, la Iglesia Ortodoxa de Antioquía y la Asociación Israelita de Rosario.

“Con lo recientemente aprobado, y más allá de su exiguo valor ejecutivo, no podemos quedar impávidos frente a lo que constituye una provocativa apuesta que desconoce nuestro derecho a los principios de libertad religiosa y de conciencia, y que se vale para ello de la remoción, en los hospitales públicos de la ciudad, de símbolos e imágenes religiosas que constituyen espacios de convivencia interreligiosa”, destacan.

El decreto alcanza a aquellas imágenes que están instaladas en espacios comunes, exceptuando aquellas zonas “destinadas a culto y a las obras de arte o arquitectónicas propias de la estructura edilicia”, y busca garantizar “el efectivo cumplimiento de los principios de libertad religiosa y conciencia, reforzando el carácter laico de la ciudad”.

Para la Mesa Interreligiosa, se trata de “una norma claramente inconstitucional que desconoce derechos fundamentales, ignorando elementales principios legales y jurídicos previstos en los cuerpos normativos más básicos”.

“Una sociedad nunca puede construirse sobre las diferencias, la provocación de las minorías y la intolerancia. Todo ello, con el agravante de un trámite legislativo inusualmente rápido y sin intervención alguna de ninguna de las partes interesadas o afectadas por la norma en revisión. Ello se contradice además con el espíritu de apertura al diálogo y el compromiso por el bien común (de todos) que debe guiar la totalidad de las acciones del Concejo”, cuestionan.

“La salud pública Rosario debe buscar encarnar uno de los derechos insoslayables de todo ser humano: el de permitir acceder a quien lo necesita y cómo lo necesita: incluyendo las dimensiones físicas, psíquicas, espirituales y sociales. Así lo destacan recientes afirmaciones de innumerables ciudadanos, pacientes con enfermedades crónicas y sus familias, que son quienes más recorren las áreas comunes de los hospitales y que han manifestado la importancia de contar con esperanzas, que obtienen mediante algún rezo”, recuerdan.

Asimismo, subrayan que el Hospital Carrasco brinda espacio para talleres y acompañamiento de pacientes con enfermedades severas, “para lo que resulta terapéuticamente positiva la expresión religiosa para aquellos que lo desean”.

La Mesa Interreligiosa señala, además, que suman innumerables espacios en los que quienes buscan contención en la fe religiosa la encuentran y hasta aportan una fotografía que fue tomada en el espacio de Terapia Intensiva del Hospital Provincial, donde se observa a un Buda y la Virgen María, “signo de la anhelada apertura del espacio para la presencia de todos los credos”.

Fuente: AICA