(EEUU) EE.UU. avisa de violaciones a la libertad de culto en Rusia y China

El Gobierno de EE.UU. incluyó hoy a Rusia en una lista de “vigilancia especial” por sus violaciones a la libertad de culto y consideró que, en China, hay una “expansión” de la persecución contra las minorías religiosas, especialmente en contra los uigures y los kazajos, de confesión musulmana.

En una rueda de prensa, el embajador para Libertad Religiosa del Departamento de Estado de EE.UU., Samuel D. Brownback, detalló qué países fueron considerados este año como violadores de la libertad religiosa e incluidos en una “lista negra” que conlleva la restricción de ayuda económica.

Brownback indicó que en ese listado se mantienen China, Birmania, Eritrea, Irán, Corea del Norte y Sudán.

Además, este año el Departamento de Estado incluyó en esa lista a Pakistán por no proteger adecuadamente a las minorías religiosas; pero decidió darle un permiso especial que le exime de sanciones.

Este permiso especial también fue concedido a Arabia Saudí, Tayikistán y Turkmenistán, naciones que aparecen en esa “lista negra”, pero que se libran de las sanciones porque Washington alega “razones de seguridad nacional”.

Brownback aseguró que su Gobierno está muy preocupado por las medidas que China ha tomado contra las minorías de los uigures y kazajos, a los que Pekín ha internado en centros de reeducación donde las ONG denuncian “lavados de cerebro”, torturas e incluso muertes bajo custodia.

“China no se está alejando de la persecución religiosa, parece que se está expandiendo. Eso es obviamente muy preocupante para la administración”, subrayó Brownback.

Por otro lado, el diplomático se refirió a la situación en Rusia, que en 2016 aprobó una ley que criminaliza la actividad de grupos como los testigos de Jehová, organización que cuenta con 175.000 seguidores en ese país.

“Rusia ha llevado a cabo y ha tolerado realmente severas violaciones de las libertades religiosas”, dijo Brownback.

El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha hecho de la libertad de culto una de sus prioridades a nivel internacional y, este año, el Departamento de Estado organizó una cumbre con representantes de 80 países, más de cien líderes religiosos y 175 representantes de la sociedad civil. EFE

Fuente: La Vanguardia