(China) Redada policial china contra una clase bíblica de niños, y cierre de una iglesia subterranea

Las autoridades comunistas chinas llevaron adelante una redada en una clase bíblica de niños el sábado por la mañana, clausurando además una iglesia y confiscando más de 4000 libros.

Este hecho ocurrió en la Iglesia Rongguili en Guangzhou, que se convirtió en la tercer iglesia prominente protestante, no registrada, en ser clausurada.

Cerca de 60 oficiales irrumpieron en la clase, investigando a la iglesia durante toda la mañana y confiscando propiedades de la misma, incluyendo los libros.

Un miembro de la congregación de Rongguili, que no será identificado, compartió lo que sucedió cuando la policía entró: “Leyeron la orden judicial en voz alta, declarando que nuestras reuniones eran ilegales y que se sostenían con donaciones no declaradas. Confiscaron todas las Biblias.”

Los oficiales registraron la identidad de todos los presentes, incluyendo los niños y tomaron fotografías.

“Después de tomar todos nuestros datos personales, nos advirtieron que no regresaramos a la iglesia, y nos dejaron ir,” dijo el testigo.

Solo arrestaron a una persona de entre los miembros que intentó registrar con su celular el atropello policial.

La iglesia Rongguili fue levantada en 1978 y reunía a más de 5000 personas por semana, como una de las iglesias más populares entre las congregaciones subterráneas chinas.

El departamento de asuntos étnicos y religiosos del distrito de Yuexiu anunció que, debido a que las actividades de la iglesia Rongguili fueron suspendidas, los miembros de esa congregación solo podían asistir a cualquiera de las 15 iglesias registradas en Guangzhou.

La semana pasada, en otra redada, 100 cristianos, incluyendo al Pastor Wang Yi y a su esposa, Jiang Rong, fueron detenidos en la iglesia Early Rain en Chengdu.

Después del operativo, la iglesia comunicó que tres creyentes fueron torturados mientras estaban bajo detención policial.

Bob Fu, fundador y presidente de la organización de ayuda a los perseguidos ChinaAid, condenó lo que detalló como ‘una escalada de persecución religiosa en China.’

“Irónicamente, está encancerlación y persecución se dió en el día Internacional de los Derechos Humanos, lo que demuestra que el régimen de Xi Jinping, deliberante de está convirtiendo en enemigo de los valores universales, tales como la libertad religiosa para todos,” dijo Fu.

“ChinaAid hace un llamado a la comunidad internacional a condenar estos arrestos arbitrarios y a instar al régimen comunista a liberar a todos los presos religiosos.”

 

Fuente: Gaceta Cristiana