(China) Iglesia protestante china pide “purgar” de influencia extranjera la religión

El líder de la iglesia protestante china, Xu Xiaohong, pidió la eliminación de toda “huella” occidental en China, informó hoy el diario hongkonés South China Morning Post.

Debemos reconocer que las iglesias chinas están asentadas en China, no en occidente“, señaló Xu, presidente del Movimiento Patriótico de los Tres Seres, un organismo que supervisa la actividad de las iglesias protestantes y que está bajo control del Gobierno chino.

En una charla ante el resto de delegados durante la Conferencia Política Consultiva de China, Xu subrayó que “las acciones de fuerzas anti-chinas que tratan de socavar nuestra estabilidad o incluso subvertir nuestro régimen están condenadas al fracaso”.

 

 

“El cristianismo se extendió por China junto a la invasión colonial de las potencias occidentales, por eso se le tildó de religión extranjera. Algunos creyentes carecen de conciencia nacional, y por eso tenemos un dicho: un cristiano más, un chino menos”, aseveró.

En este sentido, el funcionario reclamó un mayor esfuerzo por “sinicizar” todas las religiones, en especial el protestantismo, que en comparación con el resto “conlleva una carga histórica más pesada” debido al pasado colonial.

“No importa cuánto esfuerzo o tiempo nos lleve, nuestra determinación de defender la sinicización del protestantismo nunca cambiará, y nuestro objetivo de recorrer un camino adaptado a una sociedad socialista jamás vacilará”, sentenció Xu.

Estas declaraciones buscan apoyar la campaña del presidente chino, Xi Jinping, orientada a “sinicizar” las religiones, lo que ha conllevado una mayor represión sobre los creyentes ante las sospechas de influencia extranjera o separatismo, indicó el Morning Post.

China es un estado constitucionalmente aconfesional, pero reconoce religiones como el budismo, el confucionismo, el taoísmo, el islam y el cristianismo, siempre que los fieles se adscriban a las congregaciones sancionadas por el Partido Comunista, entre ellas el Movimiento Patriótico de los Tres Seres, presidido por Xu.

Aquellos que no se acogen a esa limitación son perseguidos y encarcelados, como sucedió con las masivas detenciones de seguidores del movimiento budista Falun Gong a finales de la década de 1990, cuyos fieles siguen siendo perseguidos por el Partido Comunista, tras aglutinar a unos 60 millones de seguidores.

 

 

Según investigaciones independientes, el número de protestantes en China oscila entre 50 y 70 millones, el doble de lo que el Gobierno chino reconoce; mientras que los católicos alcanzarían los 14 millones, de una población total de 1.386 millones. EFE

Fuente: La Vanguardia