(España) Obispos de Galicia recuerdan que la Enseñanza Religiosa es un derecho fundamental de los padres

Un nuevo llamado a los padres de familia para que ejerzan su derecho fundamental sobre la Enseñanza Religiosa de sus hijos es el que han hecho los obispos españoles de las diócesis gallegas con ocasión de la Jornada de Sensibilización sobre la Enseñanza Religiosa que se desarrolla de cara a la decisión que deben tomar los progenitores en referencia a esta asignatura en los centros educativos.

En una carta dirigida a los padres y madres de familia, que fue firmada por el Arzobispo y Obispo Auxiliar de Santiago de Compostela, y los obispos de Tui-Vigo, Lugo, Ourense y Mondoñedo-Ferrol, los prelados recuerdan algunos aspectos fundamentales sobre la presencia de la religión en el sistema educativo.

En el mensaje, que consta de seis puntos, los obispos resuenan que la Enseñanza Religiosa es un derecho exclusivo de los padres: “En la educación de vuestros hijos sois vosotros los que tenéis ese derecho. Así lo reconocen la Constitución Española, los Acuerdos Internacionales entre la Iglesia y el Estado español, y todas las Leyes educativas que se han implantado en toda Europa”.

Señalan, además que son los padres y madres quienes deben orientar la educación de sus hijos, por lo que la formación religiosa no es una “concesión benévola de un Gobierno”. Es el Gobierno, así como las instituciones educativas, sociales y sindicales las que han de respetar “el derecho de los padres a que sus hijos sean educados según sus convicciones religiosas y morales”, indican.

En este sentido, recuerdan a los padres de familia que la finalidad de la educación religiosa escolar es la formación integral de los hijos: “proporcionar criterios y valores cristianos que configuren su personalidad descubriendo el sentido de la vida, favorecer la relación entre fe y cultura en una visión cristiana de la vida, capacitar para el diálogo respetuoso y constructivo con otras tradiciones religiosas, ofrecer en diálogo con las demás materias la respuesta cristiana a las grandes preguntas de la vida y dar a conocer a Jesucristo y a su Iglesia”.

Los prelados, recordando que la formación religiosa en las escuelas es una opción libre, hacen asimismo un llamado a madres y padres sobre sus hijos: “¡Tratad de que crezcan con una cultura impregnada de la formación religiosa católica!”.

A lo que añaden: “Procurad solicitar, para vuestros hijos, la enseñanza de la Religión Católica en los centros educativos. Es una consecuencia del compromiso cristiano que asumisteis al bautizar a vuestros hijos”.

Los obispos gallegos concluyen la misiva haciendo énfasis en la necesidad de promover dentro de las comunidades la educación cristiana, un trabajo que se ha de realizar de manera conjunta con la familia, la parroquia y la escuela.

De acuerdo con los más recientes datos ofrecidos por la Comisión de Enseñanza de la Conferencia Episcopal Española (CEE), más de 3 millones de alumnos en España cursan en el actual periodo académico la asignatura de Religión Católica, representando el 62% del total de los alumnos. Pese a que es una cifra considerable, ésta ha venido disminuyendo de manera paulatina en la última década. De ahí la importancia del llamado que hacen los Obispos de Galicia a los padres y madres de familia para que defiendan su derecho a educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones morales y religiosas (Ver: 62% de los alumnos en España cursan la asignatura de Religión Católica).

Con información de la Archidiócesis de Santiago de Compostela.

Fuente: Gaudium Press