(España) Un simposio aborda la libertad religiosa en el entorno digital

Ponentes de universidades nacionales y extranjeras exponen sus puntos de vista sobre la libertad religiosa en el entorno digital, dentro del IX Simposio de Derecho Concordatorio, que se celebra en Madrid y que organiza la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

El simposio, que se desarrolla en el auditorio de Proeduca, grupo al que pertenece la UNIR, ha contado con la intervención de su rector, José María Vázquez, ha informado este jueves la UNIR, en una nota.

Vázquez también se ha referido a la permanencia de la religiosidad en un mundo cada vez más tecnológico, la visibilidad digital de las confesiones religiosas o los delitos de odio que se vuelven virales en las redes sociales.

El director de la Cátedra de Privacidad y Transformación Digital de la Universitat de Vàlencia, Ricard Martínez, en la ponencia inaugural, ha hablado sobre la “Protección de datos y transparencia en el actual panorama legal español”.

Tras explicar que la protección de datos se “entiende como una especie de carga y esfuerzo sobre venido”, ha recalcado que proteger los datos “es proteger personas”.

Ha reivindicado una “ética de los datos” y ha indicado que la regulación debe ser “abierta a consideración de las libertades reales, preventiva para no producir discriminación y para que las confesiones religiosas puedan tratar los datos de las personas que pertenezcan a ellas”.

El catedrático de Derecho Eclesiástico de la Universidad Complutense, Rafael Palomino, ha afirmado que la promoción de la libertad religiosa en internet por parte de las confesiones religiosas es cuestión “de visibilidad y accesibilidad”.

Es cuestión, ha recalcado, que sus páginas web dediquen un espacio a ello y que resulte cercano al usuario”.

También ha alertado del peligro de extinción que, a su juicio, acecha al derecho fundamental de la libertad religiosa.

En su opinión, los motivos son “la insensibilización” ante lo que sucede en lugares remotos, la percepción social de que no tiene sentido una vinculación hacia una comunidad religiosa, su descomposición en la libertad ideológica, la de expresión y la de asociación, y la conciencia, en las sociedades científicas y de progreso, de que la religión pertenece al pasado.

Para revertir ese panorama, el profesor de Derecho de la Universidad de Valencia José Landete ha incidido en que el mundo digital es un nuevo campo de evangelización, que “no se le ha prestado suficiente atención”, y donde “las confesiones religiosas tradicionales no están tan presentes como otras organizaciones”.

En ese sentido, ha puesto como ejemplo al Estado Islámico, “cuyo mensaje no habría tenido jamás influencia si no hubiera sido capaz de mandarlo directamente a las personas”.

La catedrática de Derecho de la Universidad de Barcelona Francisca Pérez se ha referido a “la tutela de los sentimientos religiosos en el entorno digital” y a las ofensas que son constitutivas de escarnio.

Pérez ha señalado que en estos delitos los autores “tienen afán de molestar, pero también de promover el odio” y ha añadido que “no solo son personas, sino también los bots”.

Fuente: La Rioja