Se presenta Consejo Interreligioso de Hidalgo

El día 26 de junio del 2019, durante una rueda de prensa se presentó el Consejo Interreligioso de Hidalgo, compuesto por diversas Asociaciones Religiosas y Comunidades de Fe en el Estado de Hidalgo para promover el bienestar de los individuos, las familias y la sociedad mediante la promoción y defensa de los derechos humanos relacionados con la libertad religiosa y la objeción de conciencia.

Este Consejo está integrado por la Iglesia Casa de Dios México A.R.; la Iglesia Católica A.R.; la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en México A.R.; la Iglesia Estrella de Belén A.R., la Iglesia Trigo y Miel A.R., la Iglesia Vid Abundante de México A.R., la Iglesia Pentecostal A.R., Comunidad Cristiana Unida A.R., Ministerios Unidos A.R., Iglesia Cristiana Renuevo A.R., Iglesia Manantial de Vida A.R. y la Iglesia Cristiana Independiente Pentecostés A.R. (ICIPAR).

A la presentación asistió el Secretario de Gobierno del Estado de Hidalgo, Lic. Simón Vargas Aguilar quien participó de la entrega del manifiesto del Consejo al tiempo que anotó que desde el inicio de su campaña política, el hoy gobernador Omar Fayad fijó como una de sus políticas públicas esenciales fortalecer a la familia como la célula principal de nuestra sociedad.

“Necesitamos formar una sociedad con valores y principios, con conciencia de lo que se tiene que hacer, privilegiando el bien, el respeto a los demás y el amor al prójimo como partes fundamentales”, expuso al celebrar la integración en Hidalgo de este consejo.

La Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa fue facilitador para la conformación de este Consejo Interreligioso y mostró su apoyo al encuentro de estos diferentes lideres para la colaboración interreligiosa.

El Consejo Interreligioso del Estado de Hidalgo está comprometido a promover la libertad religiosa como el derecho de todos los seres humanos, de todas las religiones y las culturas, de seguir los dictados de su conciencia, en materia de la verdad fundamental, el culto y la moral, dentro de los límites de las normas nacionales e internacionales que no atenten contra la dignidad humana.

Fuente: Sala de Prensa Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa