(EEUU) Proteger la libertad religiosa, una prioridad de Estados Unidos

La promoción de la libertad religiosa en todo el mundo es una alta prioridad para Estados Unidos y un desafío. En muchos países las personas son perseguidas y encarceladas por sus creencias religiosas.

Eso es lo que hace que el informe anual del Departamento de Estado sobre libertad religiosa internacional, que vigila el estado de la libertad religiosa, sea significativo.

“Dadas nuestras grandes libertades, es una clara responsabilidad estadounidense defender la fe en la plaza pública de cada país”, dijo (en inglés) el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el 21 de junio al dar a conocer el informe de 2018.

Las buenas noticias

El Informe sobre Libertad Religiosa Internacional hace un seguimiento de los abusos en todo el mundo, pero también cita acontecimientos positivos, tales como los siguientes de 2018:

  • Uzbekistán aprobó una “hoja de ruta” para la libertad religiosa que flexibiliza las restricciones y libera a los presos religiosos.
  • El Tribunal Supremo de Pakistán absolvió de los cargos de blasfemia a Asia Bibi, una cristiana que pasó ocho años bajo sentencia de muerte.
  • Turquía, a instancias del presidente Trump, liberó al pastor Andrew Brunson, que había sido encarcelado por su fe.

“Acogemos con beneplácito todos estos destellos de progreso, pero exigimos mucho más”, dijo Pompeo.

El papa Francisco, Mohammed bin Zayed Al Nahyan, Mohammed bin Rashid Al Maktoum (© Kamran Jebreili/AP Images)

Los Emiratos Árabes Unidos recibieron al papa Francisco a principios de 2019, la primera visita de un Papa a la Península arábiga. (© Kamran Jebreili/AP Images)

Una escalofriante serie de abusos

China es un país donde quienes practican su religión, en general, no están a salvo. “La intensa persecución del gobierno contra personas de muchos credos, como los practicantes de Falun Gong, los cristianos y los budistas tibetanos, es la norma”, dijo Pompeo.

China sigue reteniendo hasta un millón de musulmanes uigures, kazajos, kirguís y otros musulmanes en Sinkiang contra su voluntad en campamentos. En estos campamentos, las personas se ven obligadas a renunciar a sus identidades étnicas, creencias religiosas y prácticas culturales.

El secretario señaló que hay una sección especial respecto a los abusos en Sinkiang en el informe de este año.

Mujer vistiendo un velo y un abrigo de color negro (© Lefteris Pitarakis/AP Images)

Los uigures en Estambul protestan contra los abusos del gobierno chino contra los musulmanes uigures en su tierra, la provincia china de Sinkiang. (© Lefteris Pitarakis/AP Images)

En Irán, cientos de sufis gonabadi fueron arrestados en 2018. Cristianos, judíos, musulmanes sunitas, bahaíes, zoroastrianos y miembros de otros grupos religiosos minoritarios también son víctimas de abusos en el país.

Los musulmanes rohinya siguen enfrentándose a la violencia a manos de los militares birmanos.

En Afganistán, los no musulmanes y los musulmanes suníes, que no están de acuerdo con las interpretaciones extremistas del islam, son asesinados por talibanes y grupos islámicos relacionados con el Estado.

“Como en años anteriores, nuestro informe expone una escalofriante serie de abusos cometidos por regímenes opresivos, grupos extremistas violentos y ciudadanos individuales”, señaló Pompeo.

El Departamento de Estado publica el informe cada año conforme a la Ley de libertad religiosa internacional de 1998.

Próxima reunión ministerial para promover la libertad religiosa

La presentación del informe también ofrece información para la segunda reunión ministerial anual para promover la libertad religiosa que se celebrará a mediados de julio. Se esperan unos 1.000 delegados. Pompeo calificó la reunión ministerial del año pasado como una “impresionante muestra de unidad: personas de todas las religiones que defienden el más básico de los derechos humanos”.

En comentarios posteriores, el embajador Sam Brownback dijo: “Creemos que no hay un momento más importante para que Estados Unidos promueva la libertad religiosa que ahora”.

Fuente: Share América