(India) Linchamiento de un musulmán atiza denuncias contra extremistas hindúes indios

El linchamiento de un hombre musulmán acusado de robar una motocicleta en el estado de Jharkhand, en el norte de la India, atizó este lunes las denuncias contra la libertad religiosa y la violencia de sectores extremistas hinduistas contra las minorías.

Un vídeo de la víctima en el que se le ve atado a un poste, forzado a clamar eslóganes hinduistas mientas es golpeado por una turba de personas comenzó a circular este lunes en las redes sociales.

El joven de 24 años, identificado como Tabrez Ansari, murió el pasado sábado, cuatro días después de haber sido golpeado durante unas siete horas por más de una decena de personas con tubos que le acusó de haber robado una motocicleta, confirmó a Efe un agente de la Policía del distrito de Seraikela-Kharsawan, en condición de anonimato.

Los atacantes, dijo la fuente, reaccionaron a rumores que vinculaban al joven con el robo.

El jefe de Policía de ese distrito, Kartik S., aseguró a la prensa de que hasta ahora cinco sospechosos han sido detenidos en relación a este caso, entre ellos el principal acusado.

Críticos de nacionalista hindú BJP, el partido del recién reelecto primer ministro, Narendra Modi, han acusado a la formación y a sus aliados en la coalición Alianza Nacional Democrática (NDA, por sus siglas en ingles) de permitir la violencia antimusulmana con la inacción de las autoridades.

“Tabrez Ansari fue linchado a muerte en Jharkhand, gobernado por el BJP. Una turba hindú lo golpeó despiadadamente porque se negó a cantar ‘Jai Sri Ram’. ¿Es esta la Nueva India de NDA 2.0? ¿Cuál es la manera de ganarse la confianza de todos?”, escribió en Twitter Mehbooba Mufti, la presidenta del Partido Popular Democrático (PDP) y ex jefa del gobierno de Cachemira.

Según medios indios, reclamos similares fueron hecho por el legislador Gulab Nabi Azad durante una sesión del Parlamento, cuando ironizó sobre la promesa del primer ministro hindú de una “nueva India”, afirmando que prefería la “antigua India” libre de odio y violencia.

El crimen ocurre justo después de la publicación, el pasado viernes, del Informe sobre la Libertad Religiosa de 2018 del Departamento de Estado de EEUU, que en su apartado sobre la India destaca el aumento de los incidentes violentos contra las minorías en la India, especialmente los musulmanes.

La India criticó ayer el contenido del informe de Estados Unidos asegurando que la nación asiática es una “democracia vibrante” que protege el derecho de libertad religiosa y está “orgullosa de sus credenciales seculares”.

Fuente: Telemetro