(Europa) La Unión Europea y la libertad religiosa: ¿progreso o indiferencia?

A pesar de las directrices de la Unión Europea, el estado de la libertad religiosa dentro y fuera de Europa a veces parece estar empeorando, y no mejorando.

A pesar de las directrices de la Unión Europea y el trabajo de un enviado especial para la libertad religiosa, el estado de la libertad religiosa dentro y fuera de Europa a veces parece estar empeorando, y no mejorando.

El comentarista Martin Kugler dijo que es necesario un cambio cultural.

Según Kugler, presidente del Observatorio de Intolerancia Religiosa y Discriminación contra los Cristianos, con sede en Viena, se necesita un cambio cultural para corregir suposiciones falsas sobre la persecución contra los cristianos.

Existe la suposición de que «los cristianos siempre han sido perpetradores y nunca víctimas». Esta creencia parece ser «un dogma que impide a nuestras elites reconocer el dramático aumento de la persecución contra los cristianos fuera de Europa y los crímenes de odio como el vandalismo contra las iglesias en los países europeos».

Eso significa que «mientras no abordemos esta narrativa anticristiana, el cabildeo secularista juega fácilmente para marginar a los actores cristianos y el impacto religioso en la vida pública», dijo.

Hay indicios preocupantes de que la libertad religiosa está en peligro en el continente.

Europa ha experimentado una oleada de ataques terroristas con motivos religiosos, pero también un aumento en el ultranacionalismo, que elige una sola religión como parte del patrimonio nacional y persigue a todas las demás minorías, según informe del 2018 de Ayuda a la Iglesia en Necesidad sobre la libertad religiosa global.

Desde 2015, el Observatorio de Intolerancia Religiosa y Discriminación contra los Cristianos con sede en Francia ha monitoreado incidentes de intolerancia religiosa en Francia. Sus informes recientes muestran que solo en febrero, Francia fue testigo de 47 actos graves contra edificios religiosos. De estos, 15 fueron actos de vandalismo, 15 fueron robos, 10 fueron actos de profanación y hubo 1 incendio.

La situación también es difícil en Alemania, según informes recientes del Observatorio de Intolerancia Religiosa y Discriminación contra los Cristianos. En junio, informó que en Alemania hubo 30 ataques contra iglesias, tanto luteranas como católicas.

Kugler dijo que con respecto a la libertad religiosa en Europa, el principal desafío es «un fuerte sesgo anticristiano entre la élite cultural y política».

«Este fenómeno consiste en fuertes prejuicios personales y un temor comprensible entre los periodistas y los políticos de no presentarse como ̏simpatizantes˝ con la Iglesia al defender la libertad de expresión o la objeción de conciencia».

Desde una perspectiva global, la situación de la libertad religiosa no es alentadora. El 21 de junio, el Secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, publicó el Informe Anual de Libertad Religiosa 2018. El informe destacó que la persecución religiosa está aumentando a nivel mundial. El 80% de la población mundial sufre de restricciones a la libertad religiosa.

El informe de 2018 de Ayuda a la Iglesia en Necesidad sobre la libertad religiosa global consideró que entre junio de 2016 y junio de 2018, se enumeraron a 38 países que sufren «graves y extremas violaciones de la libertad religiosa». De estos 38 países, destaca el informe, 21 estados son «lugares de persecución». Estos son Afganistán, Arabia Saudita, Bangladesh, Myanmar, China, Corea del Norte, Eritrea, India, Indonesia, Irak, Libia, Níger, Nigeria, Pakistán, Palestina, Siria, Somalia, Sudán, Turkmenistán, Uzbekistán, y Yemen.

En 2016, la Unión Europea anunció la creación de la posición del Enviado Especial para la Promoción de la Libertad de Religión o Creencia fuera de la UE.

Jan Figel fue nombrado el primer enviado especial para este papel. Durante su mandato, brindó una ayuda sustancial para asegurar la liberación de algunas personas perseguidas, como el misionero checo Petr Jašek y sus 2 colaboradores en Sudán, así como el defensor de derechos humanos sudanés Ibrahim Mudawi Adam.

La oficina del enviado especial trabajó para sacar a Asia Bibi de Pakistán. Bibi es la mujer cristiana pakistaní que fue condenada a muerte por blasfemia. Absuelta después de 8 años de prisión, su vida seguía en peligro y se vio obligada a abandonar su país de origen.

Figel le dijo a la CNA que «la libertad religiosa y la responsabilidad social están mucho más en la agenda ahora que en cualquier momento anterior y la libertad religiosa se integra repetidamente en las Jornadas Europeas del Desarrollo».

También ha apoyado el trabajo de la Academia Europea de Religión, establecida en diciembre de 2016 en Bolonia.

Entre los signos de progreso, Figel incluye la «Declaración sobre la dignidad humana para todos en todas partes». Para él, esta es una contribución muy oportuna de académicos y expertos internacionales para promover «la universalidad de los derechos humanos derivada de la dignidad de cada persona» como el principio fundacional, definido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Robert Clarke, director de European Advocacy para ADF International, criticó el enfoque de la UE y su seguimiento de su propio trabajo sobre la libertad de religión y de creencias.

«A pesar del compromiso de la UE de evaluar el progreso en la implementación de las Directrices 3 años después de la adopción, vemos que han pasado 6 años y que no se ha publicado ningún informe de este tipo», dijo Clarke a CNA.

Hizo un llamado a la UE para que actúe «de manera transparente y con integridad» en sus compromisos con la libertad religiosa. La UE también debería fortalecer la posición de su enviado especial, dijo.

Un informe de enero de 2019 del Parlamento Europeo señaló que no ha habido ningún informe público sobre la implementación de las Directrices de la UE sobre libertad de religión o creencias. Instó a que dicha evaluación se haga pública «sin demora» y con los informes de progreso requeridos.

ADF International ha citado un informe de 2018 de un Intergrupo del Parlamento Europeo sobre religión y creencias que concluyó que la UE «podría hacer mucho más para proteger la libertad religiosa».

Fuente: InfoCatólica