(EEUU) Pompeo: “Hemos advertido a la ONU que el sesgo anti-israelí no será tolerado”
El secretario de estado enfatizó el gran apoyo que los cristianos norteamericanos han dado a Israel a través de los años y dijo que lo llena de “orgullo infinito saber que las manos estadounidenses ayudaron a construir la casa moderna de Israel”.

Durante la ceremonia anual de la organización Christians United for Israel en Washington, el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, habló sobre las relaciones entre Israel y el gobierno de Donald Trump.

“Gracias a Dios que tenemos un líder como el presidente Trump – un amigo inamovible de Israel. Su compromiso con Israel es el más fuerte de la historia y una de las mejores partes de mi trabajo ha sido convertir ese compromiso en acciones reales”, enfatizó Pompeo.

El funcionario norteamericano destacó que han “implementado la campaña de presión más fuerte de la historia contra el régimen iraní y esto no se ha acabado. Hemos cortado miles de millones de dólares en fondos para Irán que su gobierno hubiera utilizado para sus propósitos viles, uno de los cuales es su esfuerzo para destruir al Estado de Israel”.

Pompeo destacó que el presidente Trump ha mantenido el presupuesto anual de 4 mil millones de dólares de ayuda a Israel en temas de seguridad y que “los que odian a Israel como Hamas, Hezbollah y la Jihad Islámica, están recibiendo mucho menos dinero de Irán para llevar a cabo sus acciones terroristas”.

El secretario de estado enfatizó el gran apoyo que los cristianos norteamericanos han dado a Israel a través de los años y dijo que lo llena de “orgullo infinito saber que las manos estadounidenses ayudaron a construir la casa moderna de Israel”.

Además, Pompeo subrayó que “Israel moderno es la única nación realmente libre en todo el Medio Oriente. Tiene un respeto enorme por la libertad religiosa, algo que está mucho en nuestros corazones en estos días. También en este tema el compromiso de Israel marca el camino para el resto del Medio Oriente y seguramente de todo el mundo”.

Pompeo explicó que si bien “Israel es un país con una mayoría judía, el gobierno no fuerza las creencias judías sobre los demás. Por el contrario, su declaración de Independencia garantiza libertad total de consciencia, culto, educación y cultura”.

El jefe de la diplomacia americana dijo también que cree “que hemos advertido también a la ONU de que el sesgo anti-Israel no será tolerado más” y que su gobierno seguirá defendiendo verdades históricas como lo hizo con el traslado de la embajada norteamericana “para reconocer la simple realidad de Jerusalén, la capital de Israel, ahora y para siempre”.

Fuente: Aurora