(Siria) Un coche bomba contra una iglesia en el noreste de Siria deja al menos siete heridos

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el atentado ha sido perpetrado por el Daesh

Durante la jornada han muerto, además, 13 personas por la explosión de un coche bomba en Afrin, ciudad al norte del país controlada por rebeldes apoyados por Turquía, según el último balance ofrecido por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos

Al menos siete personas han resultado heridas este jueves a causa de un atentado con coche bomba perpetrado cerca de una iglesia ubicada en la ciudad siria de Qamishli, en el noreste del país árabe.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha indicado que el atentado ha sido perpetrado frente a la Iglesia de la Virgen María, situado en una zona controlada por las fuerzas gubernamentales sirias.

La ciudad está ubicada en la provincia de Hasaka y está bajo control de la kurda Administración Autónoma en el Norte y el Este de Siria, si bien algunos barrios están en manos de las autoridades de Damasco.

La autoría del atentado ha sido reclamada por el Daesh. Durante la jornada han muerto, además, 13 personas por la explosión de un coche bomba en Afrin, ciudad al norte del país controlada por rebeldes apoyados por Turquía, según el último balance ofrecido por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

En concreto, han muerto ocho civiles, entre ellos dos niños, y cuatro rebeldes, así como una persona más que no ha sido identificada, según el organismo con sede en Londres y una red de informantes en Siria.

El atentado se ha producido a la entrada de la localidad, donde había varios vehículos detenidos para su inspección. Más de 30 personas han resultado heridas, según el Observatorio. Por el momento ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad del ataque.

El Ejército turco y los grupos rebeldes sirios que apoya lanzaron una ofensiva bautizada Operación Rama de Olivo el 20 de enero de 2018 en Afrin, un enclave predominantemente kurdo, tomándolo en marzo de ese año. Ankara considera a los milicianos kurdos sirios como terroristas vinculados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Fuente: Religión Digital