(Vaticano) El Vaticano reafirma la inviolabilidad del secreto de confesión

La Santa Sede ha reafirmado firmemente que el secreto de confesión sigue siendo un principio intocable, en un momento en que varios países se están preparando para legislar contra los sacerdotes que se niegan a romper dicho secreto en los casos de abusos cometidos contra menores o personas vulnerables.

La nota, con fecha del 29 de junio, fue publicada el 1 de julio de 2019 por la Penitenciaría Apostólica, y aprobada por el Papa Francisco. Recuerda varios puntos esenciales de la disciplina eclesiástica, especialmente sobre la inviolabilidad del secreto de confesión.

La Penitenciaría explica que los sacerdotes “deben defender el secreto de confesión hasta el punto del martirio”. Además, “su único requisito debe ser el arrepentimiento sincero de la persona que se confiesa. No pueden exigir que el penitente vaya a la corte civil porque eso constituye otro orden”.

En cuanto a los estados que desean atacar el secreto de confesión, “esto constituiría una ofensa inaceptable contra la libertad de la Iglesia, que no recibe su legitimidad de los estados, sino de Dios. Asimismo, constituiría una violación de la libertad religiosa, que legalmente establece cualquier otra libertad, incluida la libertad de conciencia de los ciudadanos, ya sean penitentes o confesores”.

En cuanto a quienes consideran que la Iglesia, al conservar el secreto de confesión, se hace cómplice de los abusos cometidos contra menores, la nota especifica que “la defensa del secreto de confesión y la santidad de la confesión jamás pueden constituir ninguna forma de complicidad con el mal”, y enfatiza que el arrepentimiento sincero es una condición esencial para la validez del sacramento, como también lo es el firme compromiso de reformarse y no repetir el mal cometido.

Sin embargo, es lamentable que la penitencia, que es otra condición esencial del sacramento de la confesión, no se mencione en esta nota.

Fuente: FSSPX