(Reino Unido) Reino Unido contempla imponer sanciones a países que no respeten la libertad religiosa

La Embajadora del Reino Unido ante la Santa Sede, Sally Axworthy, comentó que el gobierno británico evalúa las alternativas de acción ante un reciente informe sobre la respuesta de la Oficina de Asuntos Exteriores a la persecución a los cristianos en el mundo. Entre las posibilidades se encuentra la imposición de sanciones a los países que atentan contra la libertad religiosa.

“El Secretario de Relaciones Exteriores (…) ha dicho que consideraremos imponer sanciones a las personas que cometen violaciones de la libertad de religión y de creencias, al tiempo que imponemos sanciones a las personas que cometen otros tipos de delitos”, indicó la diplomática al noticiero EWTN News Nightly.

La revisión independiente comisionada por el gobierno británico estableció que se habían utilizado inadecuadamente las oportunidades de acción para frenar las amenazas y vulneraciones a la libertad religiosa en el mundo. Por este motivo recomendó implementar estrategias para proteger los derechos de los cristianos perseguidos, objeto de un 80 por ciento de los actos de persecución religiosa en el planeta.

El secretario de Relaciones Exteriores ha dicho que vamos a aceptar todas las recomendaciones del informe y, por supuesto, ahora estudiamos cómo lo hacemos“, afirmó la embajadora. El informe fue presentado formalmente el día 15 de julio en un evento realizado en la Basílica de San Bartolomé de Roma, con presencia del subsecretario de Relaciones con los Estados del Vaticano, Mons. Antoine Camilleri.

La difícil situación de los cristianos que sufren la tortura y la muerte es particularmente angustiante para aquellos de nosotros que también compartimos con ellos un profundo vínculo espiritual“, indicó el prelado en la presentación. “Los gobiernos deben preguntarse hasta qué punto están realmente comprometidos con la defensa de la libertad religiosa y la lucha contra la persecución basada en la religión y las creencias”.

Con información de Catholic Herald.

Fuente: Gaudium Press