(España) Propuesta del PSC para separar Iglesia y Generalitat

La iniciativa tiene lugar después de que Torra nombrara al primo de Jordi Turull nuevo prior de la Capilla de Sant Jordi del Palau, espacio que los socialistas quieren reconvertir en memoria histórica

El PSC ha presentado en el Parlament una propuesta de resolución sobre el carácter aconfesional de les instituciones de la Generalitat con la finalidad de garantizar la separación de poderes. La iniciativa tiene lugar después de que el presidente Quim Torra nombrara el pasado día 2 a Josep Maria Turull Garriga –primo del exconsejero de Presidencia Jordi Turull, en prisión preventiva por el referéndum del 1-O– nuevo prior de la Capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat. El sacerdote sustituye a Joan Evangelista Jarque, que ocupó el mismo cargo durante 42 años y era el único nombramiento de Josep Tarradellas que aún estaba vigente en el Ejecutivo catalán.

El relevo se produjo en el transcurso de una audiencia del president con el antiguo y el nuevo prior, y en presencia de la Consejera de Presidencia, al término de la cual se celebró una eucaristía en la citada capilla “con presencia de todas las personas mencionadas, y familiares de los dos religiosos”, explican los socialistas en su texto. Recuerdan que “el artículo 16.3 de la Constitución establece que ninguna confesión tendrá carácter estatal. El artículo 161.2 del Estatuto de Autonomía establece, a su vez, que corresponde a la Generalitat la competencia ejecutiva en materia relativa a la libertad religiosa”.

Carácter aconfesional del Estado

El nombramiento de priores por parte de Torra “casa muy mal con el carácter aconfesional del Estado, y tampoco resulta congruente, desde este punto de vista, el mantenimiento de un espacio de culto dentro de la edificio más representativo de las instituciones de la Generalitat. El conjunto de la ciudadanía, incluyendo los creyentes católicos, pero también y especialmente la ciudadanía con otras opciones confesionales distintas de la católica, así como la que se adscribe a opciones de conciencia no religiosas, tiene derecho a que la previsión del carácter aconfesional del Estado se vea reflejado en la pertinente separación entre la Iglesia y el Estado”.

Los socialistas afirman que “los cambios sociales y demográficos han sido muchos en las décadas que van desde el restablecimiento de las instituciones de la Generalitat hasta la actualidad. No sólo se ha producido un incremento de la pluralidad de confesiones e iglesias con presencia en Cataluña, sino también una creciente secularización de la sociedad catalana”. Invocan los datos que ofrece el informe de 2018 de la Fundación Ferrer Guardia, que analiza datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), segun el cual Cataluña es una de las sociedades más secularizadas del conjunto del país. Así, un 39% de la ciudadanía adscribe a opciones de conciencia no religiosas, mientras que un 58% sí que se adscribe a opciones de conciencia religiosas. El 90,9% de los matrimonios celebrados en Cataluña en 2018 se celebraron por lo civil.

Por todo ello, el PSC insta a que el Govern remita un informe en el Parlament “sobre el marco legal dentro del cual se ha producido un nombramiento de un cargo propio de una confesión religiosa por parte de una autoridad civil, tal como el de un prior de una capilla por parte del presidente de la Generalitat”. Asimismo, propone dedicar la actual capilla de San Jordi del Palau a un nuevo uso, consistente en preservar la memoria histórica del edificio del Palacio de la Generalitat y de la propia capilla.

Fuente: Crónica Global