(Malasia) El gobierno malayo obliga a aprender la grafía árabe-islámica a niños no musulmanes

No saben si podrán continuar usando la palabra «Allah» para indicar a Dios en las publicaciones religiosas, sin «ofender» a los musulmanes, pero en la escuela sus hijos estarán obligados a aprender la grafía de la tradición árabe-islámica: es el curioso caso de los cristianos de Sabah y Sarawak, los dos Estados orientales que componen la porción malaya de Borneo.

A partir del próximo año, y para cada escuela primaria local, el ministerio de Educación de Kuala Lumpur ha introducido el estudio de la escritura khat en el programa de Bahasa Melayu (lengua malaya).

El desarrollo de la grafía islámica está fuertemente relacionada con el Corán; los capítulos del libro sagrada son un texto común y casi universal sobre la cual se basa.

La iniciativa del gobierno suscitó las protestas de algunas comunidades no musulmanas, especialmente de chinos y tamiles. Sostienen que el aprendizaje de tal grafía no ayuda a los estudiantes a mejorar el conocimiento del malayo.

Entre las voces más críticas está la de los cristianos; sobre todo después del último capítulo de una vieja controversia legal: el pasado 5 de agosto, la Corte suprema de Sabah y Sarawak pospuso por la sexta vez su decisión sobre si los cristianos de la región puedan usar la palabra «Allah» en los textos publicados para educar a los miembros de sus comunidades. Los musulmanes radicales consideran la palabra de pertenencia exclusiva del islam. Un raro diccionario latino-malayo de 1631 demuestra sin embargo, ya desde el inicio, el término «Allah» era usado para definir a Dios en la Biblia en lengua local.

Herman Shastri, secretario general del Consejo de las Iglesias (protestantes) (CCM), comenta así la última decisión del ejecutivo: «Nos estamos preguntando por qué el gobierno es tan titubeante en permitir a los cristianos de Sabah y Sarawak usar la palabra ‘Allah’, pero quiere que los no musulmanes aprendan la grafía Khat».

«Entonces también los estudiantes cristianos deberían estar autorizados a estudiar la caligrafía árabe-cristiana– concluye Shastri-. Desde hace siglos, los cristianos en Oriente Medio usan Biblias que están escritas en lengua árabe.Muchos versículos, oraciones e himnos escritos en árabe adornan nuestros lugares de culto».

La cuestión legal sobre el uso de «Allah» entre los cristianos data del 2008, cuando el gobierno amenazó revocar el permiso de publicación al Herald Malasya- el más importante periódico católico. La Iglesia se opuso y citó en juicio al ejecutivo por violación del derecho constitucional a la libertad religiosa. Desde entonces el tema- y su relativo curso judicial- se convirtió en un argumento muy sensible, hasta el grado de desencadenar olas de violencia, ataques precisos contra iglesias y lugares de culto cristianos, secuestros y profanación de libros sagrados.

Fuente: InfoCatólica