(Cuba) Impiden a evangelista cubano asistir a un taller sobre persecución religiosa y derechos cristianos

Adrián del Sol estaba invitado al evento en Trinidad y Tobago

Continuando con una serie de actos represivos en contra religiosos en Cuba, agentes fronterizos en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana no permitieron ayer lunes abordar un avión con destino a Trinidad y Tobago al evangelista Adrián del Sol, quien tenía previsto actividades en esta isla.

“Chequeó el pasaje normalmente y cuando fue a cruzar la frontera para abordar el vuelo, lo retuvieron allí y le dijeron que no podía viajar”, comentó a Radio Televisión Martí Guillermo del Sol, periodista independiente y padre de Adrián.

El motivo del régimen para evitar el viaje tiene que ver con que el evangelista iba a participar en un taller sobre persecución religiosa y derechos cristianos; su vuelo estaba auspiciado por la organización Solidaridad Cristiana Mundial que se dedica a monitorear la libertad de culto en todo el mundo.

Por el impedimento a volar, Adrián y su padre, quienes pertenecen a la Iglesia Católica Antigua en Santa Clara, comenzaron un acto de protesta en el aeropuerto y de inmediato fueron detenidos y trasladados a la estación policial en Boyeros.

“Allí nos atendieron unos oficiales de la Sección 21, que no se identificaron, fuimos multados con 20 pesos de multa cada uno por escándalo público; la maleta de Adrián que se había embarcado en la aerolínea Copa se quedó con ella; no sabemos cómo picaron el boleto como si Adrián hubiese volado. Inmigración y Seguridad del Estado es lo mismo y Aduana es lo mismo”, declaró Guillermo del Sol.

Este caso se suma a uno similar ocurrido hace unas semanas cuando varios pastores evangélicos no pudieron salir de la isla con destino a Washington por órdenes del gobierno y esto evitó sus respectivas participaciones en la Conferencia Ministerial sobre Libertad Religiosa que celebró el Departamento de Estado entre el 16 y el 18 de julio.

Los afectados fueron Moisés Praga y Alida León Báez, de las Asambleas de Dios y la Liga Evangélica de Cuba; Dariel Yáñez, de la Iglesia Bautista Occidental; Josué Legrá, de la Iglesia Bautista Oriental, y el pastor Alaín Toledano.

“Tal vez han escuchado las noticias recientes de los líderes evangélicos cubanos que se registraron para este mismo evento, pero no se les permitió venir. El fin de semana pasado, el gobierno cubano les impidió abordar sus vuelos para viajar a Washington, DC, para expresar su libertad religiosa. Tal es la naturaleza intolerante del régimen en La Habana”, comentó el secretario de Estado, Mike Pompeo acerca de dicho caso. 

Fuente: Periódico Cubano