(México) Consejo interreligioso, por la vida y por el matrimonio hombre-mujer
  • Lo integran nueve corrientes religiosas; promueve el bienestar de los individuos y las familias.

Respeto, tolerancia, honestidad, solidaridad, transparencia, responsabilidad ética y promoción de la participación, son los principios que rigen al Consejo Interreligioso del Estado de Durango, en el que participan nueve corrientes que promueven el bienestar de los individuos, las familias y la sociedad mediante la promoción y defensa de los derechos humanos relacionados con la libertad religiosa y la objeción de conciencia;  manifestándose a favor de la vida y reconociendo el matrimonio hombre-mujer como la base de la familia instituida por Dios.

En rueda de prensa, se informó que este Consejo está integrado por el Concilio Nacional de Asambleas de Dios, Iglesia católica, Estaca de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Iglesia de Dios del Evangelio Completo de Durango, Comunidad Judía de Durango, La Vid Internacional, Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, Asociación Nacional de Capellanes, Comité Estatal de Iglesias Evangélicas Independientes y Alianza Ministerial Evangélica de Durango.

Como Consejo Interreligioso, se articulan con los distintos niveles de gobierno, asociaciones religiosas y sociedad civil para juntos incidir en la cultura de respeto, la protección y garantía de los valores ciudadanos que toda persona debe defender para garantizar un convivencia armoniosa y pacífica en sociedad.

El matrimonio y la vida según sus credos y la legislación

Durango es un estado de creyentes y en ejercicio de la libertad religiosa, defienden la institución del matrimonio tal y como se define en sus credos y en la legislación.

Indicaron que la familia es ordenada e instituida por Dios. El matrimonio entre el hombre y la mujer naturales es esencial para su plan eterno. Los hijos naturales y adoptados merecen el derecho a nacer dentro de la institución del matrimonio, a ser criados y educados por un padre y una madre naturales que honren sus votos matrimoniales.

La tolerancia, dista de únicamente dejar de lado las diferencias, es ante todo una consecuencia de la comprobación de que es más importante poner énfasis en aquello que se tiene en común.

También se manifestaron a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, y al derecho de la objeción de conciencia que se definieron como un derecho humano cuando se ven afectados los principios religiosos y morales.

Fuente: La Voz de Durango