“Derecho de Familia”

 

La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad; que se define dentro de la sociología como la institución formada por un padre, una madre y los hijos, que comparten una vida material y afectiva, en la que se dividen las tareas y las obligaciones que permiten la subsistencia, desarrollo y calidad de vida integral, que se apoyan mutuamente y que se brindan apoyo moral y afectivo para generar el desarrollo personal e integral para todos los miembros del grupo familiar.

Jurídicamente se reconoce la autonomía de la institución familiar a través del Derecho de Familia que son las normas que regulan las relaciones personales y patrimoniales de los miembros de la familia, promueven la aplicación de las normas para reconocer sus derechos, deberes y obligaciones derivados de los vínculos familiares frente al Estado y sus órganos.

 

 

 

Es así como los pilares del núcleo familiar, el matrimonio y la progenie, se vinculan al Derecho de Familia para regular sus deberes, derechos y obligaciones para beneficio de las relaciones familiares, fundamentales para el sano desarrollo de la familia.

 

 

 

 

 

El derecho de familia protege la institución de la familia y a sus integrantes con base en los derechos de igualdad, no discriminación y respeto a la dignidad humana como se encuentra establecido en la constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos e instrumentos internacionales de derechos humanos ratificados por México como la Convención Americana de Derechos Humanos (también llamada Pacto de San José de Costa Rica) que dice:

“Se reconoce el derecho del hombre y la mujer a contraer matrimonio y a fundar una familia si tienen la edad y las condiciones requeridas para ello por las leyes internas, en la medida en que éstas no afecten al principio de no discriminación establecido en esta Convención”.

Art. 17  “Protección a la Familia”, Convención Americana de Derechos Humanos