(África) Mozambique ultima los preparativos para recibir al papa Francisco

Treinta y un años después de la visita de Juan Pablo II, Mozambique ultima los preparativos para recibir a otro papa con la llegada de Francisco la próxima semana, confirmó hoy a Efe el obispo auxiliar de Maputo, António Juliasse, coordinador de la visita.

Mozambique, donde el santo padre estará del 4 al 6 de septiembre, será el punto de inicio de una gira africana que también le llevará a Madagascar y Mauricio hasta el día 10.

En la antigua colonia portuguesa, donde los protestantes ya son más que los católicos, Francisco se reunirá con jóvenes de todas las religiones para inspirarles con el ecumenismo y el diálogo interreligioso, señaló Juliasse.

“La diversidad de religiones que existen en una sociedad no puede ser un punto de desacuerdo entre personas de la misma sociedad”, explicó a Efe el obispo.

Según el coordinador, uno de los pocos mozambiqueños que ha trabajado con un papa (fue acólito de Juan Pablo II en 1988 con la responsabilidad de guardar su mitra), casi 3.000 católicos participan en los preparativos para la recepción de Francisco.

Los primeros carteles que dan la bienvenida al pontífice argentino ya son visibles en la capital, Maputo, donde cientos de trabajadores rehabilitan la Catedral de la Inmaculada Concepción.

En ese templo, Jorge Mario Bergoglio se reunirá el próximo día 5 con obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y catequistas.

Asimismo, otro grupo de obreros dan los últimos toques al pabellón de Maxaquene, elegido para uno de los momentos más destacados de la visita: un encuentro ese mismo día con jóvenes que representan a todas las denominaciones religiosas del país.

“Se prestó atención a la diversidad religiosa que tiene la sociedad mozambiqueña, y los jóvenes fueron elegidos para inspirarlos”, dijo Juliasse.

“Siempre debemos encontrar formas de diálogo, de conversación, para que (los jóvenes) puedan caminar juntos con respecto al bien de todos. Una cosa es tener un credo diferente, otra es sentir que todos somos hermanos y mi corazón late cuando me miro como un mozambiqueño”, insistió el obispo auxiliar.

Otros operarios trabajan sin parar en el Estadio Nacional de Zimpeto, un recinto que ha dejado de albergar partidos de fútbol para acoger el próximo viernes la misa papal a la que se espera que asistan 60.000 personas.

Religión dominante durante el período colonial y después de la independencia, lograda en 1975, el catolicismo ha ido perdiendo fieles de forma progresiva en Mozambique.

El último censo de población mostró que los mozambiqueños protestantes aumentaron hasta 8,8 millones, frente a 7,3 millones de católicos.

En ese contexto, el obispo auxiliar explicó que el papa Francisco ha abogado siempre por el “diálogo interreligioso y el ecumenismo” yendo, por ejemplo, “al mundo musulmán para dialogar”.

“Lo que tenemos en Mozambique son dudas. Tenemos dudas de si algunas son religiones o no, de si la Iglesia lo es o no, de si hay cierta autenticidad”, arguyó Juliasse, quien cree que “el papa Francisco nos dará fuerza para despertar”.

El coordinador también reveló que Bergoglio se alojará en Maputo “en la Nunciatura, que es la embajada y residencia del papa”; y el séquito papal de 50 personas (secretarios, subsecretarios, obispos y cardenales) se hospedará en un hotel próximo.

Para sufragar esta visita, la Iglesia ha destinado 12 millones de meticales (cerca de 177.290 euros), mientras que el Estado aporta 20 millones de meticales (algo más de 236.000 euros).

Se trata del sexto viaje de este año y el segundo que hace Francisco a África Subsahariana después del que realizó a Kenia, Uganda y República Centroafricana en 2015.

El papa llegará a Mozambique después de que a principios de agosto se firmase un acuerdo de paz entre el presidente de este país, Filipe Nyusi, y el líder de la opositora Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), Ossufo Momade, que puso fin a décadas de conflicto entre el Gobierno central y el antiguo grupo rebelde.

La visita del pontífice, que se entrevistará con Nyusi, tendrá lugar a menos de un mes y medio de las elecciones generales que celebrará este país el 15 de octubre.

Fuente: La Vanguardia