(México) “Todos unidos por el desarrollo de Michoacán y Guerrero”

A fin de impulsar un proyecto que remplazará a la Zona Económica Especial (ZEE) Lázaro Cárdenas-La Unión, los gobernadores de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, y de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, acordaron hacer un planteamiento al presidente Andrés Manuel López Obrador para que la región costera de ambas entidades sea declarada Zona Libre Fronteriza, en la que se disminuya el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y se aumente el salario mínimo.

En el encuentro Todos Unidos por el Desarrollo de Michoacán y Guerrero, que se realizó en Morelia, Héctor Astudillo dijo que ambos estados cuentan con la ubicación geográfica ideal para convertirse en el punto del país mejor conectado con el mercado Asia-Pacífico, y una potencial zona estratégica para el comercio que generaría miles de empleos.

Destacó que con la propuesta se busca implementar un área geográfica que posicione a ambas entidades a niveles nacional e internacional.

Asimismo, señaló que Guerrero no cuenta con un puerto como el de Lázaro Cárdenas, pero sí tiene territorio para hacer ese corredor del que hoy se habla para desarrollar una Zona Libre Fronteriza.

En su oportunidad, Aureoles Conejo aseguró que el puerto de Lázaro Cárdenas es la entrada al desarrollo de las economías más potentes del mundo, “ahí está la mejor posibilidad de desarrollo y crecimiento del centro y de todo el país”.

La carta, signada y dirigida a Andrés Manuel López Obrador, contempla cinco ejes fundamentales para el desarrollo económico de ambas entidades:

  • La implementación de una política pública de atracción inversión e incorporar a micro, pequeñas y medianas empresas en los planes de desarrollo
  • La creación de un fideicomiso para infraestructura social
  • Garantizar a las empresas con incentivos que tengan trabajadores con mínimo de 3 salarios de sueldo
  • La generación de un corredor industrial que conecte Pacífico, Bajío y Ciudad de México
  • También, se pretende que esta región sea polo de progreso económico, cultural y turístico.

Cancelación

Es importante recordar que, en abril pasado, luego de considerar que las ZEE no cumplieron con la función para la que fueron creadas, Andrés Manuel López Obrador anunció que éstas desaparecerían.

Se trata del principal proyecto a nivel regional de la administración de Enrique Peña Nieto y que nació en el 2016.

Las siete Zonas Económicas Especiales eran siete e involucraban a ocho entidades federativas: Lázaro Cárdenas-La Unión (Michoacán y Guerrero), Coatzacoalcos (Veracruz), Salina Cruz (Oaxaca), Puerto Chiapas (Chiapas), Progreso (Yucatán), Seybaplaya (Campeche) y Dos Bocas (Tabasco).

El potencial de inversiones a largo plazo de las ZEE llegaba a 42,287 millones de dólares y la creación de 367,909 empleos; las zonas con mayor monto previsto eran Coatzacoalcos (15,925 millones de dólares) y Lázaro Cárdenas-La Unión (9,741 millones).

Fuente: El Economista