(Abu Dhabi) Un comité aplicará la Declaración de Abu Dhabi en favor de la tolerancia religiosa en Emiratos

Se ha creado en Abu Dhabi un Alto Comité para la Implementación Efectiva del manifiesto titulado ‘Fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia’. El escrito, conocido como la Declaración de Abu Dhabi, fue firmado por el papa Francisco y el imán de la mezquita de Al-Azhar de El Cairo, presidente, además, del Consejo Musulmán de Ancianos, Ahmed al-Tayeb, con motivo de la visita el pasado mes de febrero de Francisco a Emiratos Árabes Unidos (EAU), la primera de un pontífice a la península arábiga.

La elaboración de dicho documento constituyó un hecho histórico y también supone lo mismo la configuración del Alto Comité para que sea aplicado; pasando de ser una mera declaración de intenciones a constituirse en una guía para llevar a cabo políticas concretas.

El objetivo de la nueva institución es desarrollar un marco de trabajo que permita cumplir las aspiraciones a las que hace referencia el manifiesto; diálogo, concordia, tolerancia, aceptación, colaboración y entendimiento mutuo entre católicos y musulmanes son algunos de los valores que ensalzan Francisco y el imán Al-Tayeb en el citado texto.

El Comité recién creado ha de desarrollar programas que aseguren la aplicación de estos principios en la legislación nacional emiratí. Además, debe promover su expansión a nivel regional e internacional a través de reuniones y conferencias en los ámbitos público y privado.

El Comité está integrado por altas instancias de las religiones católica y musulmana, y también de las universidades y la cultura. Dos de los miembros más destacados son el Sultán Faisal al-Rumaithi, secretario general del Consejo Musulmán de Ancianos, y Miguel Ángel Ayuso, obispo de Sevilla recientemente nombrado cardenal y presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

Organismos religiosos y civiles han saludado fervientemente la creación del Comité. Francisco ha agradecido a EAU su esfuerzo por alcanzar tan pronto un compromiso concreto con los valores de la Declaración a través de la creación de este organismo. “Aunque el mal, el odio y la división tristemente suelen llegar a los titulares, hay un mar oculto de bondad que está creciendo y nos conduce a la esperanza en el diálogo”, ha apuntado el pontífice en un comunicado publicado por Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

El imán Al-Tayeb se ha expresado en términos similares. Ha incidido en la oportunidad y la pertinencia del Comité, en un momento que requiere que todos los “amantes de la paz” unan esfuerzos para extender los valores de coexistencia, hermandad y tolerancia, según recoge la agencia emiratí WAM.

Incluso Mohamed bin Zayed al-Nayhan, príncipe heredero de Abu Dhabi, ha manifestado su satisfacción con la iniciativa. “EAU apoya todos los esfuerzos que favorezcan la paz y extiendan los principios de fraternidad y coexistencia pacífica en todo el mundo”, ha resaltado el príncipe heredero.

Su país, no obstante, es miembro de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí que coopera para derrotar a las milicias hutíes de Yemen. Además, las relaciones con su vecina Qatar han estado marcadas últimamente por acusaciones de financiación del terrorismo, boicots económicos y bloqueos políticos.

EAU, oasis de libertad religiosa

A pesar de la inestabilidad en la región, el país se ha consolidado últimamente como un referente en términos de libertad de culto religioso en la península arábiga.

2019, de hecho, ha sido declarado el Año de la Tolerancia en el país árabe, cuya sociedad es más abierta y diversa que las de otros estados de la zona; en Arabia Saudí, por ejemplo, no es legal practicar otra religión diferente al islam.

Así, en EAU, cerca de un 9% de la población es cristiana. Dentro de este colectivo, se estima que hay casi un millón de católicos. La mayoría de ellos son inmigrantes procedentes de Filipinas e India, pero también existe una fracción que pertenece a las minorías de Líbano y Egipto. Un total de ocho iglesias han sido construidas en el país. La más importante es la catedral de San José de Abu Dhabi, fundada en 1965.

Precisamente, la riqueza cultural y religiosa fue uno de los puntos en torno a los cuales giró la misa oficiada por Francisco en el mes de febrero. 180.000 personas de 200 nacionalidades acudieron a la homilía, que tuvo lugar en el estadio Zayed Sports City.

Sois un coro compuesto por una variedad de naciones, lenguas y ritos; una diversidad que el Espíritu Santo ama y quiere armonizar cada vez más para hacer una sinfonía”, alabó el sumo pontífice.

Fuente: OK Diario