(India) los cristianos denuncian una ley contra las «conversiones forzadas»

Los hindúes radicales utilizan las leyes como pretexto para perseguir a minorías religiosas y cristianos, que convivían pacíficamente. Los ataques a cristianos han empeorado desde 2014 en toda la India.

Un estado de la India ha aprobado una ley que amplía la definición de «conversión ilegal» y castiga más duramente a lo que denomina «conversiones forzadas». Los críticos temen que la reforma de esta llamada «ley de libertad religiosa» sea usada por los hindúes para perseguir aún más a los cristianos.

Esta ley fue aprobada por unanimidad por el parlamento del estado de Himachal Pradesh al norte del país, controlado por un partido nacionalista hindú.

Esta nueva ley eleva de tres a siete los años de cárcel a los que puede ser condenado alguien acusado de «forzar la conversión» a otra religión.

Himachal Pradesh es uno de los siete estados de la India que tiene una ley sobre conversiones religiosas forzadas. Los críticos con ellas dicen que estos textos sirven como excusa para perseguir a cristianos y otras minorías religiosas.

Endurecimiento de las leyes

«La nueva ley contiene términos que no se encontraban en el pasado, como la coerción, la mala representación, matrimonio o excesiva influencia. La Sección 5 del texto declara un matrimonio nulo si se hace por el solo propósito de conversión», dice el presidente del Consejo global de Cristianos Indios, Sajan K George en declaraciones a la agencia Católica Asia News.

Este tipo de casos ha ocurrido, según denuncia el diario Christian Post, cuando unos cristianos llevaban a unos jóvenes de campamento, o unos pastores cristianos que fueron arrestados durante una celebración religiosa.

George avisa de que «las leyes anticonversión discriminan a las minorías religiosas» y se usan «para perseguir a los cristianos vulnerables.»

“Pueden extender las sospechas en comunidades que han vivido de manera pacífica y se puede usar contra los más débiles de la sociedad, particularmente los Dalits (una de las castas más desprotegidas), mujeres y niños”, advierte.

Además, la nueva ley exige que quien se vaya a convertir, y el sacerdote que vaya a oficiar la ceremonia den una notificación previa de un mes antes de la conversión al Gobierno del estado.

La India es el décimo peor país en cuanto a persecución religiosa

International Christian Concern, una ONG estadounidense que vigila la persecución a cristianos en el mundo informa que los hindúes radicales suelen utilizar la “conspiración” de las conversiones religiosas masivas para aprobar leyes que limitan la libertad de religión, y los cristianos son acusados habitualmente de convertir a hindúes de manera fraudulenta.

“Sin embargo, de acuerdo a los propios datos indios de población, esas sospechas no son fundadas”, según demostraba un informe de la ONG: “En 1951 tuvo lugar el primer censo después de la independencia. Los cristianos eran apenas el 2,3 % de la población india, una cifra que se ha repetido en el censo de 2011”.

La India, según denuncia Open Doors, es el décimo peor país en cuanto a persecución religiosa. Desde que se formara el actual gobierno nacionalista en 2014, los ataques contra cristianos y musulmanes han empeorado en el país.

Fuente: Actuall