(Indonesia) El cardenal Bo elogia la convivencia interreligiosa en Indonesia como modelo para Asia

El también arzobispo de Yangón afirma que en Myanmar “queremos promover y fomentar la armonía religiosa y social entre todos los componentes étnicos y religiosos”

Explica que la religión puede ayudar a combatir “las desigualdades sociales, económicas y culturales y desarrollar la unidad nacional”

Tolerancia, armonía y relaciones interreligiosas en Myanmar e Indonesia son los temas centrales del viaje de algunos líderes birmanos de diferentes confesiones religiosas que se desplazaron hasta Indonesia para mantener varios encuentros.

La delegación, encabezada por el cardenal Charles Maung Bo, arzobispo de Yangon, se reunió con el vicepresidente indonesio Jusuf Kalla el 9 de septiembre en Yakarta.

La visita fue organizada gracias a la cooperación entre el gobierno y el Consejo Interreligioso Indonesio (IRC) iniciado por Din Syamsuddin, un conocido líder musulmán indonesio.

“Hablamos con los líderes de las comunidades religiosas de Myanmar sobre cómo mantener la armonía interreligiosa en sus respectivas naciones”, reveló Syamsuddin.

Según Syamsuddin, el vicepresidente subrayó los principios fundadores de Indonesia, es decir, “Pancasila” (la “Carta de los Cinco Principios” como base de la convivencia civil) y el lema nacional indonesio “Bhineka Tunggal Ika”, es decir, “Unidad en la Diversidad”.

Estas dos vías, dijo, “han ayudado a la gente a llevar una vida armoniosa”, pudiendo hacer que esta visión sea un modelo para otros países con similares sociedades.

Convivencia interreligiosa en Indonesia

El líder de las delegaciones de Myanmar, cardenal Charles Bo, arzobispo de Yangon, elogió la reunión y expresó la esperanza de “poder inspirarse en Indonesia para cultivar la igualdad entre personas de diferentes religiones y promoverla en el país de origen como en otras partes de Asia”.

“Hemos podido entender cómo esta nación mayoritariamente musulmana apoya la igualdad sin discriminación”, dijo el cardenal Bo, (quien también es presidente de la Federación de Conferencias Episcopales de Asia), refiriéndose a Indonesia. El cardenal Bo y otros líderes religiosos de ambos países debatieron sobre cómo promover la armonía interreligiosa y trabajar por el bien común.

En Myanmar, la religión desempeña un papel clave, señaló el purpurado recordando la fase de transición política y los recientes acontecimientos democráticos que ha experimentado la nación. En ese marco, dijo, “queremos promover y fomentar la armonía religiosa y social entre todos los componentes étnicos y religiosos del país, de manera que podamos abordar las desigualdades sociales, económicas y culturales y desarrollar la unidad nacional”.

Myanmar es un país con más de 48 millones de budistas que representan alrededor del 90% de la población. El resto son cristianos, musulmanes, hindúes y practicantes de otros cultos

En los últimos años, el país se ha enfrentado a tensiones entre budistas y musulmanes rohingya en el estado de Rakhine, en la frontera con Bangladesh.

Fuente: Religión Digital