(EEUU) Lanzan en ONU plan de acción para salvaguardar sitios religiosos
 El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció hoy el lanzamiento de un plan de acción para proteger los sitios de culto y religiosos, ante el aumento de los ataques contra esos lugares.
Según dijo a la prensa el máximo representante de Naciones Unidas, este es un nuevo esfuerzo para combatir el odio y la violencia en todo el mundo.

Este paso se dio por una razón que es profundamente desafortunada y absolutamente necesaria, recalcó, nuestro mundo ‘está plagado de un aumento en el antisemitismo, el odio antimusulmán, los ataques contra los cristianos y otros grupos religiosos’.

Solo en los últimos meses, muchos judíos han sido asesinados en sus sinagogas, musulmanes en sus mezquitas, y cristianos en el momento de la oración, lamentó.

Guterres condenó tales ataques y subrayó que los sitios religiosos deben ser lugares de culto, no de guerra.

También explicó que el Plan de acción de las Naciones Unidas para salvaguardar los sitios religiosos se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en una comprensión central: los sitios religiosos son símbolos poderosos de nuestra conciencia colectiva.

La iniciativa ofrece recomendaciones concretas para ayudar a los países a promover la seguridad de los lugares sagrados, garantizar que los fieles puedan observar sus rituales en paz y fomentar los valores de la compasión y la tolerancia, añadió.

Desafortunadamente, agregó, esos sitios han sido cada vez más atacados en situaciones de conflicto armado.

El secretario general recordó que los edificios dedicados a la religión están específicamente protegidos por el derecho internacional humanitario, y agredirlos intencionalmente podría ser un crimen de guerra.

Del mismo modo, advirtió sobre el aumento de los discursos de odio, incluso por figuras políticas.

A raíz de los trágicos ataques terroristas en dos mezquitas en Christchurch, en Nueva Zelanda, el secretario general le encargó el desarrollo de este plan de acción a Miguel Moratinos, alto representante de la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas.

El proyecto busca proporcionar un marco orientado a la acción con recomendaciones dirigidas a prevenir ataques contra lugares de culto y garantizar la seguridad de los fieles.

Además, ese plan se complementa con la Estrategia sobre Discurso de Odio, lanzada en junio pasado. En conjunto, indican autoridades de la ONU, proporcionan nuevas herramientas que se refuerzan mutuamente para combatir la intolerancia y promover la convivencia pacífica.

Fuente: Prensa Latina