(EEUU) Embajador para Libertad Religiosa de EEUU afirma que momento actual es crucial para futuro de los cristianos en Medio Oriente

Durante una cena convocada por la organización In Defense of Christians el pasado 10 de septiembre, el Embajador general de Estados Unidos para la Libertad Religiosa, Sam Brownback, hizo un llamado a más oración y más acciones concretas en favor de los cristianos perseguidos. En particular, se refirió a los creyentes de Medio Oriente, quienes viven un momento crucial para su permanencia en la región.

“Hay más persecución a los cristianos ahora, posiblemente que en cualquier otro momento de la historia del mundo, y la fe cristiana es la fe más perseguida en el mundo, con mucho”, alertó el funcionario a los presentes en la cena convocada para motivar la ayuda a los creyentes perseguidos. “Y hoy hay personas asesinadas por su fe y son personas simples y buenas que quieren practicar su fe de manera honesta y pacífica. Y están siendo asesinados por eso”.

Brownback alertó que si no se toman medidas eficaces en favor de las comunidades cristianas el carácter multirreligioso de Oriente Medio no podrá mantenerse en el futuro. “La mayoría de los cristianos ya han sido expulsados del Medio Oriente, y estamos tratando de trabajar para luchar para mantenerlos allí, pero hay que presionar ahora, y ahora es el tiempo en que podemos hacerlo”, declaró.

El funcionario indicó que el tiempo es indicado para avanzar en este esfuerzo. “El tiempo es corto”, comentó. “Creo que tenemos la oportunidad de hacer más por la libertad religiosa en los próximos nueve meses de lo que ha sucedido en los últimos 20 años”.

Durante la cena, los presentes conocieron testimonios de creyentes perseguidos, como la Prof. Mona Rizk Rowan, quien imparte árabe en el Stonehill College de North Easton, Massachusetts, y quien sobrevivió a una masacre anticristiana en Líbano en 1976. La profesora sufrió dos heridas de bala y perdió a casi treinta familiares en un grave atentado dirigido a un barrio cristiano maronita. “Estoy aquí por una causa”, indicó la mujer. “Dios me preservó para difundir un mensaje, para ser la voz de los muertos que nunca tuvieron la oportunidad de hablar sobre lo que les sucedió”.

Fuente: Gaudium Press