(EEUU) No pueden tolerarse más ataques a los lugares de culto

El Alto Representante de la Alianza de las Civilizaciones pide la aplicación inmediata del Plan de la ONU para la Protección de los Lugares Sagrados

No pueden tolerarse más ataques a los lugares de culto, ha declarado el nuevo Alto Representante de la Alianza de las Civilizaciones de la ONU, Miguel Ángel Moratinos. Para ello “debe ponerse en marcha, inmediatamente, el Plan de Acción para la protección de los Lugares Religiosos, sin esperar que todo esté diseñado y preparado, porque es urgente actuar ya”, ha dicho, en unas declaraciones televisivas en la ONU. El Plan fue prsentado el pasado jueves por el Secretario General de la ONU, António Guterres, junto al Alto Representante Moratinos

Según Miguel Ángel Moratinos, que fue ministro de Asuntos Exteriores del gobierno español, dijo que “el objetivo prioritario del Plan es sensibilizar en el mayor modo posible a la comunidad y a la opinión pública internacionales sobre el grave problema que representan el incremento de los ataques contra los lugares de culto. Y esto no se puede tolerar. Hemos llegado a un momento de tolerancia cero en que hace falta actuar”.

Moratinos señaló tres grandes objetivos que pide el Plan de la ONU:

1.- Un plan global de comunicación para reforzar la sensibilización de la opinión pública.

2.- Ubicar en un mapa todos los lugares de culto en le mundo, para así identificar los posibles ataques y amenazas contra ellos, y al mismo tiempo permitir sectorializar los distintos componentes de estos lugares. Planes de prevención.

3.- Preparar una gran conferencia internacional de la ONU con líderes religiosos, líderes políticos, el sector civil y medios de comunicación para abordar una solución consensuada para solucionar este grave problema.

No es un problema fácil, dijo Moratinos: la prevención en materia de educación, en materia de lucha contra el odio no se erradica de la noche a la mañana, necesita un tiempo. Todas las naciones deben sentirse parte del proyecto, y por eso las Naciones Unidas han tomado la iniciativa.

El Plan, según Moratinos, hay que implementarlo ya, “no podemos esperar a Godot, no podemos esperar a que pase el tiempo y que tengamos todo preparado, todo diseñado. Yo creo que hay que trabajar en paralelo: por una parte, poner en marcha todos los mecanismos, seguir las recomendaciones, identificar los problemas que surgen en la aplicación de esas recomendaciones y actuar en caso de que se tenga que actuar”.

Para Moratinos, que fue enviado de la Unión Europea para el proceso árabe-israelí, indicó que “vivimos en un mundo multicultural, y la xenofobia y la discriminación son discursos del pasado. Hay que promover el diálogo entre las distintas culturas”.

Defender los lugares sagrados no solo es un deber hacia la cultura del pasado, sino hacia la libertad religiosa, frente a la intolerancia del terrorismo o del exclusivismo nacional o radical.

Por otro lado, quiere dar valor a la mujer, contar con ella porque es un elemento esencial para precisamente facilitar el diálogo y entenderse mejor entre distintas comunidades y culturas.

Como señala en su acta fundamental, la Alianza de las Civilizaciones supone “trabajar por un mundo más pacífico y más socialmente inclusivo mediante la construcción del respeto entre los pueblos de diferentes culturas e identidades religiosas”.

Fuente: Aleteia