(México) Iglesias presentan estrategia para la tolerancia religiosa

Representantes de diversas expresiones religiosas presentaron esta mañana, con el gobierno federal, la “Estrategia nacional para la promoción del respeto a la tolerancia a la diversidad religiosa”.

El proyecto, titulado “Creamos paz” busca impulsar procesos que ayuden a la construcción de la paz en el país.

“La intención será que, a partir de la presentación de la estrategia Creamos la Paz, se inicie una serie de vinculaciones con autoridades de los tres niveles de gobierno y organizaciones de la sociedad civil dispuestas a articular los esfuerzos que ya realizan en esta misma área “, informó la Secretaría de Gobernación.

Durante el panel “Religiones y cultura de paz”, representantes de diversas expresiones emitieron propuestas y críticas a la estrategia actual para atender los estragos de la inseguridad y la violencia.

De manera particular se refirieron a las fallas en la atención de las víctimas de la violencia y a las agresiones a migrantes.

Carlos Juárez, del Instituto para la economía y la paz; mencionó el récord de homicidios en el país y advirtió que en 2019 esta situación no ha mejorado. “¿Qué pasa con las víctimas de la violencia? Ahí está la herida abierta”.

El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias, vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano y coordinador del plan de la Iglesia católica para la construcción de la Paz, propuso la creación de un consejo nacional para la paz, en el cual participe la sociedad civil -en particular las Iglesias- y el gobierno.

Luego, en entrevista, señaló que se requiere mayor información respecto a iniciativas como la pretendida Ley de Amnistía, propuesta por el gobierno federal.

Gabriela Juárez, teóloga y feminista, del colectivo Iglesias por La Paz, se refirió a las fallas en la reparación integral de los daños y no repetición de los sucesos, así como de la urgencia de acompañar a las víctimas de la violencia, en su demanda por la verdad y la justicia.

Nipur Bhasinw, de la Fundación de Arigatou Internacional, mencionó los efectos de la “violencia estructural “ en Centroamérica y cuestionó la política migratoria de México porque al contener a los migrantes, señaló, el país contribuye a la cadena de violencia en la región, en particular por las atribuciones que se ha dado a la recién creada Guardia Nacional.

Se está re victimizando a las víctimas de violencia estructural”, dijo.

Más tarde, con la participación de Beatriz Gutiérrez, presidenta del Consejo Honorario de la Memoria Histórica y Cultural de México, se realizó una actividad denominada “Lectura por la paz”, la cual se suma a la estrategia nacional de lectura.

Participaron en esta actividad representantes de las expresiones del cristianismo, hinduismo, judaísmo e islam, entre otras.

Gutiérrez se refirió al sincretismo cultural y al papel de las religiones, como liberadoras del alma humana de quien cree en un dios o se pregunta sobre ello.

Destacó la importancia de seguir concientizando acerca de la importancia de la paz.

Leyó el texto “confianza entre los hombres”.

“Existen muros no solo entre los países, sino en el corazón humano…pensemos en los inmigrantes tan próximos y tan lejanos; entre las religiones existe una ignorancia recíproca…La paz mundial comienza en los corazones”, citó.

Fuente: La Jornada