(China) China critica injerencia de EE.UU. sobre libertad religiosa
China criticó hoy que Estados Unidos utilice el espacio de las Naciones Unidas para interferir en sus asuntos internos y distorsionar la realidad sobre la libertad religiosa en la región autónoma Uygur de Xinjiang.
Un vocero de la delegación china al 74 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU rechazó la reunión organizada por Washington en la sede de ese organismo multilateral para interferir en temas de Xinjiang y atacar a las autoridades de Beijing.

La víspera, el gobierno estadounidense realizó un evento nombrado Llamado Global para Proteger la Libertad Religiosa, donde el vicepresidente de ese país, Mike Pence, atacó las cuestiones de libertad religiosa en muchos Estados, incluida China.

De acuerdo con el vocero del gigante asiático, las Naciones Unidas son una plataforma solemne para que la comunidad internacional defienda la equidad y la justicia y no un espacio propiedad de los Estados Unidos.

En una declaración, el portavoz criticó que la Casa Blanca use la plataforma de la ONU para atacar y manipular la realidad de otros estados miembros.

Tales hechos violan los propósitos y principios de la Carta de la ONU y van en contra del espíritu del órgano para el diálogo y la cooperación.

En el comunicado, el funcionario de Beijing exhortó a la parte estadounidense dejar de utilizar Xinjiang como un pretexto para intervenir en la política del gigante asiático.

Según el portavoz, China respeta y protege la libertad y creencias religiosa de las etnias que habitan Xinjiang y así lo ha consagrado en su constitución.

Recalcó que Xinjiang, en concordancia con las leyes, puso en marcha medidas de lucha contra el terrorismo y el extremismo, así como el establecimiento de centros educacionales que permitieron en los últimos años evitar incidentes violentos y garantizar la estabilidad, unidad nacional y convivencia pacífica entre todas las etnias.

También recordó que casi mil diplomáticos y periodistas de todo el mundo han visitado esa zona y comprobaron una realidad distinta a la presentada por los medios de prensa occidentales.

Lejos de socavar la libertad religiosa de los residentes locales, las medidas tomadas allí son contribuciones importantes a la causa internacional contra el terrorismo y ese es un hecho que no puede ser manchado o distorsionado, enfatizó el vocero.

China critica las constantes intromisiones de otros países en los asuntos de la región autónoma y el apoyo ofrecido por algunas naciones, organizaciones e individuos de Occidente al separatismo allí al hacer caso omiso de los esfuerzos de la nación asiática para defender la justicia y la paz.

Fuente: Prensa Latina