(México) Elabora SG estrategia para evitar y atender conflictos por intolerancia religiosa

La Secretaría de Gobernación (SG) elaboró una estrategia para prevenir y atender los conflictos derivados de la intolerancia religiosa.

Al mismo tiempo busca promover acciones para el respeto a las distintas expresiones de fe.

Según el documento base, la estrategia incluye la creación de una red de enlace en los tres niveles de gobierno para evitar y atender conflictos en este ámbito.

Según las cifras más recientes de la dirección de Asociaciones Religiosas de la Segob, actualmente tienen registro ante esta dependencia 9 mil 466 grupos.

Por número de registros, las expresiones cristianas no católicas siguen en ascenso.

Tan sólo la Evangélica Pentecostes Pentecostal tiene 3 mil 255 registros y la Evangélica Bautista Nacional mil 230, mientras que la católica apostólica Romana suma mil 253 arquidiócesis y mil 334 diócesis.

En la lista de asociaciones hay 17 iglesias clasificadas como “orientales” ; 10 judías ; tres islamicas, y 14 calificadas como “nuevas expresiones”.

En ese contexto, Gobernación convocó a representantes de iglesias y grupos de distinto tipo a participar en el proyecto “Creamos La Paz”.

La estrategia nacional parte de “la necesidad de dialogar para encontrarse y superar sus conflictos”.

Igualmente “ver más allá de sus diferencias y trabajar de manera conjunta para la transformación de la sociedad”.

El objetivo de este trabajo conjunto es, en principio, conocer y hallar los pormenores de la diversidad religiosa, tanto a nivel nacional como en el ámbito comunitario.

Enseguida, estudiar las características de cada una para promover relaciones armónicas a partir del respeto a las creencias de cada una.

A nivel preventivo y, en el contexto de la diversidad, se pretende que los tres niveles de gobierno se vinculen de manera interinstitucional para entender la dinámica de cada grupo, a partir de la difusión de información y la creación de materiales que promuevan el respeto y la tolerancia a la diversidad religiosa.

El fin es tener información tanto para el manejo de conflictos como de dicha interacción gubernamental.

Fuente: La Jornada