(México) Realizan Foro Postaborto en la CDMX

Se pidió privilegiar la mirada sobre los verdaderos dramas de las mujeres embarazadas

Para demostrar que el aborto es una falsa salida y que genera diferentes afectaciones psico y fisiológicas a las mujeres que lo han realizado; la Arquidiócesis de México organizó el foro “Horizontes Postaborto” en el que participaron instituciones de atención y ayuda a las mujeres que padecen traumas posteriores a la abrupta terminación de sus embarazos.

A través de un videomensaje, el cardenal arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes, inauguró el foro y externó a los asistentes que “el aborto es una falsa salida”. Aseguró que el 85% de las mujeres que abortan, constantemente tienen en mente el acontecimiento, como algo que no debieron hacer hecho”.

El arzobispo agradeció por ello la labor de instituciones que atienden a las mujeres en situación de embarazos no deseados y a las que, después de realizarse un aborto, requieren atención médica y psicológica. Afirmó que el drama de las mujeres que viven presión social o soledad es lo que debe convencer a la Iglesia y la comunidad social a ayudarlas.

“No pensemos tanto en las leyes; son simplemente el parámetro para la conducta social. No son las leyes las que deciden por nosotros, sino nosotros debemos decidir ante las leyes. El testimonio que nos dejó Jesucristo es un testimonio que veía la persona antes de la ley. La ley es una referencia, pero uno tiene que actuar en conciencia”, expresó.

El purpurado pidió que se privilegie la mirada sobre los verdaderos dramas de las mujeres embarazadas y dejar la cuestión de la ley del aborto como marginal: “Aun cuando la sociedad y los gobiernos determinen que es posible abortar, no debe de ser la norma directriz de lo que tiene que hacer una mujer”.

El primado de México dijo que por la experiencia ministerial ha conocido testimonios dolorosos de mujeres que, incluso siendo ancianas, no pueden dejar de recordar y padecer por el aborto realizado durante su juventud. Instó a los fieles católicos y a las organizaciones de primer contacto con las mujeres con síndrome postaborto a que ofrezcan el rostro misericordioso y compasivo de una Iglesia que acompaña a quienes sufren por sus errores.

En el Foro, también soportado por las organizaciones Vifac e IRMA, se ofrecieron las aportaciones de especialistas, testimonios y servicios de ayuda integral para mujeres que han abortado; así como un panel interreligioso sobre los servicios y obstáculos que las religiones o iglesias ponen frente a la crisis de las mujeres con embarazos inesperados.

El director de Red Familia, Mario Romo, ofreció una conferencia con la que buscó refutar las principales argumentaciones que las legislaciones proaborto. Aseguró que la oferta institucional o de clínicas privadas del aborto como falsa solución a las inquietudes de las mujeres embarazadas restringe la libertad de decisión de las mujeres al eliminar la responsabilidad del Estado a garantizar condiciones óptimas de vida a las embarazadas y sustituirla por procedimientos exprés.

En el Foro también se realizó una mesa interreligiosa en donde representantes de credos católico, cristianoevangélico y del judaísmo debatieron sobre el papel de las instituciones religiosas ante las mujeres que han abortado. Coincidieron que, en no pocas ocasiones, la imagen de un Dios castigador y las carencias de las instancias religiosas dan una errónea actitud de la fe frente a los dramas de las mujeres embarazadas o que han sufrido un aborto.

Fuente: Siete 24