(Pakistán) Cristianos en Pakistán dan a los niños nombres islámicos para evitar abusos en la escuela

La intolerancia religiosa en las escuelas de Pakistán está obligando a los padres cristianos a dar nombres islámicos a sus hijos para evitar que sean objeto de abuso.

La intolerancia religiosa en las escuelas de Pakistán está obligando a los padres cristianos a dar nombres islámicos a sus hijos, según el obispo Shukardin.

El obispo Samson Shukardin, de Hyderabad, dijo a la organización benéfica católica Aid to the Church in Need (ACN) que los niños cristianos y otras minorías religiosas usaban diferentes nombres para evitar que fueran objeto de abuso.

Él dijo: «Muchas minorías dan a sus hijos nombres islámicos para que no sean señalados como cristianos y se conviertan en posibles objetivos de discriminación en las escuelas primarias o secundarias o a nivel universitario».

«Son muchos los casos, de estudiantes minoritarios que sufren abusos en las escuelas públicas».

El obispo Shukardin habló sobre los libros de texto en las escuelas estatales y dijo: «Las minorías se consideran infieles y se representan negativamente en los libros de texto, que promueven prejuicios contra las minorías».

«Los fundamentalistas creen que el Islam es la única religión completa, que la salvación solo se encuentra en el Corán como el último libro sagrado».

El obispo Shukardin dijo que «la atmósfera febril azotada por los extremistas ha presionado a las minorías, incluso a los cristianos».

El obispo dijo: «La mayoría de las minorías, y en particular los cristianos, temen los ataques y la persecución».

Describió cómo sufren los cristianos en Pakistán como resultado de extremistas que los asocian erradamente con los Occidentales.

El obispo Shukardin dijo: «Si los Occidentales atacan a los musulmanes en cualquier parte del mundo, los fundamentalistas en Pakistán se enfurecen atacando a las iglesias».

Pero no solo los cristianos son atacados por extremistas, explicó, los musulmanes moderados y otras minorías religiosas también están en riesgo.

Dijo: «Hay más ataques contra mezquitas que contra iglesias: musulmanes fundamentalistas que matan a otros musulmanes moderados».

El obispo Shukardin también destacó los problemas sobre los secuestros y las conversiones forzadas y los matrimonios, haciéndose eco de las preocupaciones del arzobispo Sebastian Shaw de la vecina arquidiócesis de Lahore comentadas en una entrevista de ACN la semana pasada.

El obispo dijo: «Los musulmanes creen que convertir a una persona al Islam les gana la vida eterna. Si la conversión inicial falla, los musulmanes recurren al secuestro».

«Los secuestros y los matrimonios forzados son más comunes en las zonas rurales, donde las personas tienen poca educación».

Tanto el arzobispo Shaw como el obispo Shukardin destacaron la importancia de la educación en un país donde el clero ha priorizado la provisión de escuelas y colegios administrados por la Iglesia.

Él dijo: «También necesitamos recursos para ayudar a las familias necesitadas a enviar a sus hijos a la universidad, ya que muchos no lo pueden hacer, permitiéndoles seguir estudios avanzados».

«La educación es clave para todas las naciones que intentan transformar la sociedad».

El año pasado, ACN financió más de 60 proyectos en Pakistán, incluida la construcción de iglesias, la capacitación de hermanas y otros religiosos, así como ayuda de emergencia.

Fuente: InfoCatólica