El 3er Congreso Nacional de Libertad Religiosa realizado los días 27, 28 y 29 de noviembre del 2019 en la Ciudad de México organizado por la Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa bajo el tema “Participación Interreligiosa en la Esfera Pública” recibió a Líderes Religiosos, Funcionarios Públicos, Académicos y Sociedad Civil para dialogar respecto a la importancia que tiene la participación del sector religioso dentro de los espacios públicos de discusión y cómo la colaboración interreligiosa es de vital importancia para el reconocimiento y garantía de los Derechos Humanos y la Libertad Religiosa en México.

OBJETIVO

Crear un espacio de diálogo entre el sector religioso, legisladores y académicos sobre el Derecho Humano a la Libertad Religiosa a fin de identificar oportunidades de colaboración entre estos sectores hacia la reconstrucción del tejido social.

CONTEXTO

México es una sociedad creyente en donde el 95% de las personas profesan alguna religión. Esta diversidad se nutre y fortalece a través del respeto a las diferentes formas de creer y vivir cimentadas en la tolerancia religiosa, piedra angular del derecho humano a la Libertad Religiosa.

Es necesario reconocer que el sector religioso está presente en las diferentes esferas de la sociedad y que su labor aporta al bienestar de todos independientemente de las creencias personales.

ACTIVIDADES

Los asistentes al Congreso participaron de las Ponencias Magistrales y el Panel de discusión en los que Líderes Religiosos y Académicos Jurídicos expertos en la materia analizaron el papel fundamental que posee la Libertad Religiosa dentro de los Derechos Humanos y la importancia que tiene para la sociedad la Colaboración Interreligiosa, en un país donde 95% de la población profesa alguna creencia religiosa.

Durante el congreso se presentó la estrategia nacional de promoción a la libertad religiosa en conjunto con Líderes de todos los Consejos Interreligiosos del país se presentaron las estrategias a tomar para continuar trabajando en favor de los Derechos Humanos y la Libertad Religiosa.

FORO PARTICIPACIÓN INTERRELIGIOSA EN LA ESFERA PÚBLICA

Líderes Religiosos, Académicos, Funcionarios Públicos de los tres niveles de Gobierno, Legisladores y Sociedad Civil se reunieron en el Auditorio Sebastián Lerdo de Tejada del Senado de la República para la Conferencia Magna en donde prominentes personalidades del país presentaron los alcances de la participación del sector religioso dentro de la esfera pública desde la perspectiva jurídica, legislativa y social en materia de libertad de culto, dignidad humana y sobre la promoción y defensa de la libertad de pensamiento, conciencia y religión en México.

Senadora Kenia López Rabadán

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República

Hoy estamos claros que los temas de derechos humanos en la Cámara Alta son una prioridad y sin duda uno de los temas que más nos debe preocupar es ¿Dónde están los derechos humanos? ¿Qué tan viables han sido las acciones del gobierno para respetar los derechos humanos? Y ¿Dónde está y qué tan necesaria es una regulación que permita visibilizar nuestra libertad que tenemos los mexicanos de creer o de no creer?

Es obvio que nuestro país atraviesa por tiempos complejos y es necesario que los gobernantes y legisladores que deseamos que México esté mejor hagamos algo por lo que si de éste 3er Congreso hay soluciones que sean necesarias implementar en el legislativo, estamos trabajando.

Lic. Jorge Lee Galindo

Director Adjunto de la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Subsecretaría de Gobernación

La Libertad Religiosa no es una libertad sólo para creyentes, es una libertad para todos; independientemente de las creencias que se tenga.

La dignidad humana es fuente de reconocimiento legal de todo derecho; es el eje central de la perspectiva de las religiones hacia las personas y aunque cada religión la base desde una óptica diferente, todas coinciden en que el ser humano, desde su concepción, es receptor de dignidad.

Es cierto que las circunstancias nacionales exigen que las iglesias en México afirmen su identidad, pero sin olvidar que compartir su fe debe ir acompañado de acciones; no cerrando los ojos a la violencia que deshumaniza y que niega los derechos humanos a muchos ciudadanos ya que la tolerancia no se limita al “respeto a las ideas diferentes” sino es el respeto a quienes profesan esas ideas.

Pastor Cirilo Cruz Lázaro

Presidente de la Confraternidad evangélica de México

Una de las grandes preocupaciones que tenemos las Asociaciones Religiosas es ¿cómo en la persona para transformarle buscando su bien? A través de la colaboración de líderes religiosos, favoreciendo que el país marche de una manera mejor sin importar quien esté gobernando; porque los mismos gobernantes saben que “sin religión, no hay valores”.

Tenemos cosas qué defender, tenemos un bien común y por lo tanto felicito a Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa porque en poco tiempo, a Dios gracias, se ha logrado lo congregar, unir, conjuntar esfuerzos.

Debemos crear puentes en estos tiempos, destruir las barreras que nos separan en nuestra relación comunitaria como seres humanos en donde vivimos, estamos y somos. Debemos tener un acercamiento porque si no somos nosotros quienes lo iniciemos, entonces ¿quién?, y si no es ahora ¿cuándo?

Lic. Jorge Andrés López Espinosa

Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de San Luis Potosí

Al día de hoy, de manera transversal, horizontal y vertical; los derechos humanos trastocan todos nuestros ámbitos, tanto el ámbito público como el ámbito privado y coloca al centro de las políticas públicas al ser humano. En ese sentido el Estado asumió las responsabilidades de promover, defender y garantizar estos derechos humanos pero también la obligación de reparar las violaciones a los derechos humanos.

El diálogo, la tolerancia y el respeto al otro, estos son los fundamentos de la laicidad. Poder del respeto a la pluralidad de pensamientos (…) desde el punto de vista de los derechos humanos es valido que las instituciones religiosas puedan difundir su mensaje pero se debe garantizar que todas tengan esta representación para fomentar el diálogo.

Se puede hablar de la laicidad cuando existen 3 elementos centrales en los gobiernos:

1 El respeto a la libertad de conciencia.

2 Autonomía de lo político frente a lo religioso.

3 Igualdad de los individuos y sus asociaciones ante la ley, así como el principio de la no discriminación.

P. Manuel Corral Martín

Secretario Particular del Cardenal Carlos Aguiar Retes Arzobispo Primado de México

El servicio que prestan las iglesias a la sociedad en orden prepolítico de las ideas y valores morales de las imágenes globales del hombre y de la vida es de gran magnitud y muy importante. Las sociedades democráticas tienen el riesgo de vaciarse éticamente, de perder la fuerza indispensable de una concepción sobre la vida humana y de los valores morales que inspiren, dinamicen y fortalezcan su vida y sus impulsos hacia adelante.

En todas partes y en todos los países estamos viviendo en medio de una gran diversidad humana y cultural; frecuentemente las personas y los pueblos diversos son marginados, discriminados, excluidos mientras. Como iglesias debemos ser conscientes de que en las diversidades religiosas encontramos experiencias que nos enriquecen, como la que estamos viviendo ahora.

En una sociedad democrática deben existir grupos sociales, religiosos y culturales que se ocupen de una irrigación espiritual y ética de los ciudadanos para que luego ellos, en el libre ejército de sus derechos y de su participación política, transmitan al estado el reflejo de estas sensibilidades morales y exijan a quienes aspiran al poder político o lo ejercen el respeto, la protección y la promoción de esta espiritualidad sin la cual no puede existir una sociedad libre ni una ciudadanía responsable.

Revmo. Skhi - Archimandrita Nektary Hajjipetropoulos

Representante Iglesia Ortodoxa Rusa de México

Debemos tener en cuenta el trabajo histórico en favor del reconocimiento de las iglesias en México por parte de las Asociaciones Religiosas y los Consejos Interreligiosos ya que si hablamos hoy en día de “libertad religiosa” es porque existió y existe persecución religiosa.

En un régimen de laicidad como el nuestro, el fenómeno religioso está estigmatizado; es una cuestión de seguridad del Estado debido a la tortuosa relación histórica entre la iglesia y el Gobierno Mexicano, pero con buena voluntad se podrían mejorar las relaciones institucionales si se desarrollara una colaboración cercana entre el Estado Mexicano y las religiones e iglesias.

La justicia y el orden son responsabilidad de los gobiernos pero el bien común y la paz son trabajo de todos. Esto se puede lograr a través del desarrollo de los valores éticos del hombre; la prudencia, la misericordia, la tolerancia, el respeto y el diálogo para lograr acuerdos que beneficien a todos los estratos sociales. No olvidemos que sin conocimiento y sin enseñanza no hay progreso, solo regresión a la insensatez y a la ignorancia.

Elder Helamán Montejo Corona

Representante de la Presidencia de Área México de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, para Asuntos Públicos

Todas las creencias aquí representadas y muchas otras más, independientemente de nuestra doctrina y prácticas, contribuimos de manera activa, influyente y positiva en millones de personas en nuestro país. Los principios morales, las prácticas y la ética implícita influyen de manera constante en la toma de decisiones de millones de creyentes a lo largo y ancho del globo.

¿Debería la influencia religiosa mantenerse solamente en las paredes de los edificios de culto, en los libros religiosos y en el entorno familiar? ¿Por qué desestimar la gran fuerza social, moral, ética, mediadora y enorme que se encuentra concentrada en la participación interreligiosa?

La religión fortalece el tejido social de la comunidad. El Rabino Jonathan Sacks ha enseñado, citó: “la religión sigue siendo el constructor de comunidades más poderoso que el mundo haya conocido, es el mejor antídoto contra el individualismo en la era de consumo. La idea de que la sociedad puede existir sin ella hace oídos sordos a la historia”.

En una sociedad donde los valores, principios y buenas costumbres son cada vez más necesarios y cada vez más menospreciados; en una sociedad que es urgida de una recomposición ética y moral. Participar en el libre ejercicio de culto y la práctica de nuestras creencias religiosas más allá de nuestros edificios, templos, parroquias, mezquitas o sinagogas presupone grandes beneficios, siempre respetando el Estado Laico.

Sheik Osman Reyes

Imam de la Madraza Mahmudi Il Ufi

Nosotros estamos aquí reunidos para crear un diálogo, un lazo de fortaleza que nos permita crecer como seres humanos y transmitir algo a la sociedad. Sin embargo, a nombre de la libertad, hay ideologías que nos afectan. La libertad termina cuando ésta viola la libertad de otra persona.

Yo no puedo imponer mis ideologías si llega a haber algún daño social, académico o incluso espiritual a la comunidad, existen límites. Debemos saber que en una sociedad existen budistas, musulanes, etc. El objetivo de la religión es tener un orden porque nos establece los límites de lo correcto y lo incorrecto de acuerdo a la historia.

El cambio comienza con nosotros. Tenemos los puntos clave, hablar abiertamente con Derechos Humanos, con el gobierno, con otras posiciones religiosas sobre la manera en que se debe trabajar sin lastimar al otro, respetando las filosofías, doctrinas y libros del otro. Y a los líderes religiosos les digo “si tú cambias, tu comunidad va a cambiar”.

PANEL INSTRUMENTOS JURÍDICOS NACIONALES E INTERNACIONALES PARA LA PROTECCIÓN DE LA LIBERTAD RELIGIOSA

Moderado por el Licenciado Cristian Badillo Gutiérrez, Director General de la Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, éste Panel reunió a Académicos y Juristas especialistas en Derechos Humanos, Objeción de Conciencia y Libertad Religiosa con el objetivo de visibilizar la necesidad del sector religioso; de ser tomado en cuenta dentro de la esfera pública desde el enfoque de este sector en las políticas públicas hasta el reconocimiento del trabajo realizado en materia de Libertad de Pensamiento, Conciencia y Religión dentro del Estado Laico.

Dr. Carlos Alberto Pérez Cuevas

Vicepresidente Mundial GOPAC

En materia de Derechos fundamentales no hay lo “políticamente correcto”, es lo que es, se tiene que decir cómo es y se tiene que defender tal cual es; y en esa circunstancia yo agradezco que se plantee así porque es un tema de avance en esto. El planteamiento que deberíamos tener en un foro como este sobre Libertad Religiosa es no reducirle el nivel de lo que le corresponde como un Derecho Humano Fundamental inherente a la dignidad de la persona ya que la Libertad Religiosa no se trata de una concesión del Estado.

Dr. Alberto Patiño Reyes

Consorcio Latinoamericano de Libertad Religiosa

El adoctrinamiento de la llamada “perspectivava de género” que se está implementando no tiene otro fin más que la autovictización y la promoción del aborto argumentando que de no aprobarse la legalización del aborto se está incurriendo en “violencia de género”. Esa violencia a la que convocan ,entre otras cosas, echa por tierra el derecho a la objeción de conciencia pues supone que estos derechos sexuales se encuentran por encima de la Libertad Religiosa, de la Libertad de Conciencia y de la Libertad de Convicciones Éticas.

Dr. Javier Saldaña Serrano

Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM

Hay muy pocos espacios en éste país donde se hable tan abiertamente y tan autorizadamente sobre temas que ahora a mucha parte de nuestra sociedad le parecen tabú como lo es la defensa del derecho a la Libertad Religiosa, porque pareciera que hablar sobre este derecho en una sociedad como la mexicana hoy es algo que atenta contra lo “políticamente correcto”. Por eso celebro este tipo de foros donde veo gente joven; cuando uno ha trabajado tanto tiempo sobre estos temas y ve a personas jóvenes interesadas y trabajando en favor de esta libertad, me llena de esperanza.

Lic. Alan Ignacio Sánchez Gallardo

Coordinador de Asuntos Religiosos del Estado de Querétaro

La participación de los Líderes Religiosos en la esfera pública, al día de hoy en la realidad de México, es nula. Porque para participar en la esfera pública hace falta más que marchas, foros y congresos, hace falta hacer política. No partidismo, sino generar acciones que desestigmaticen la participación religiosa promoviendo un verdadero entendimiento de lo que significa vivr en un Estado Laico en donde todas las religiones tienen cabida.

Elementos Multimedia

3er Congreso Nacional Sobre Libertad Religiosa 2019

Foro Participación Interreligiosa en la Esfera Pública 2019

Panel Instrumentos Jurídicos Nacionales e Internacionales para la Protección de la Libertad Religiosa 2019